Fueron velados en la Funeraria Espíritu de Dios del Ensanche Luperón los restos de Yery Cordero, hijo del reconocido narcotraficante Pascual Cordero.

Este falleció de varios impactos de balas al ser interceptado por una motocicleta cuando salía de un centro de diversión en la avenida 27 de febrero, donde conmemoraba su cumpleaños.

A Cordero le acompañaba su esposa, quien resultó ilesa, y otro joven quien también falleció.

Hasta el momento se desconoce hacia dónde trasladaron el cadáver de Cordero.

Comenta: