Una serie de muertes antecedieron al homicido de Yery Cordero, hijo de Pascual Cordero alias «El Chino» condenado por narcotráfico en República Dominicana.

Según fuentes extraoficiales es reconocida una alegada pugna de poder en el mundo del narco en la República Dominicana entre Manuel Emilio Mesa Beltré, alias El Gringo, y Jesús Pascual Cordero Martínez, El Chino, ambos guardan prisión, no obstante esto no ha frenado su incidencia al exterior.

Y es que tras el apresamiento de El Chino en el 2015, iniciaron una estela de asesinatos realizados por sicarios, hasta el momento desconocidos.

La más relevante de estas muertes ocurrió dos años después de su apresamiento, en el 2017, donde fue ultimado de varios disparos Silverio Mesa Beltré, hermano de El Gringo, en la urbanización Ralma de Villa Faro, Santo Domingo Este.

Luego de esto las muertes estuvieron bajo perfil, hasta que la Procuraduría General de la República informó la implicación de César Emilio Peralta, alias César el Abusador, en un caso de sicariato para junio 2019.

Peralta se iniciaría en el mundo del narco de la mano de El Chino, y con su evidente fuga del país, el negocio ya quedaría en manos de Yery Cordero.

No fue hasta el 14 de noviembre 2019, cuando el sicariato retorna, esta vez con la muerte de Miguel Ángel Hernández Suberví, alias Alexito, en la avenida Núñez de Cáceres esquina Olof Palme.

A este le siguió, Jeffrey «El Desacatao» presunto sicario, quien incluso en un video sale acompañado con Yery, en una discoteca y fuertemente armado.

El último y más cercano asesinato, que precedió al de Yery Cordero, fue el de Claudio Guerra, un empleado de una discoteca del Ensanche Luperón, bastante ligado a El Gringo.

Fue impactado mientras estaba sentado de espaldas frente al negocio.

Sin embargo, todas estas muertes aún no han tenido respuesta por la Policía Nacional y la Procuraduría General de la República.

Comenta: