Usuarios del Metro de Santo Domingo se quejaron esta mañana de las largas filas a las afueras de la estación Concepción Bona, que pertenece a la segunda línea.

«Más vagones es lo que hace falta», expresó uno de los empleados del Metro al explicar que la razón de la cola fue el gran flujo de personas que trata de ingresar a la misma.

Varias personas dijeron preocupación por «llegar tarde» a sus trabajos, ya que la espera para entrar a la estación rondaba los 15-20 minutos.

«En esta vuelta me botan a mí», vociferó un hombre mientras expresaba su descontento en la fila y estaba preocupado por llegar a su trabajo.

A pesar de la espera en dicha estación, los trenes están funcionando de manera normal y no se han registrado retrasos.

Fuente: Listín Diario

Comenta: