El presidente Donald Trump ordenó el miércoles la suspensión de todos los viajes entre Estados Unidos y Europa por 30 días a partir del viernes en un intento por combatir la pandemia de coronavirus.

Trump hizo el anuncio durante un mensaje a la nación desde la Oficina Oval, en el que culpó a la Unión Europea por no actuar lo suficientemente rápido para combatir el nuevo coronavirus y afirmó que los focos de infección estadounidenses fueron “plantados” por viajantes europeos.

Trump indicó que las restricciones no aplicarán para el Reino Unido, y que Estados Unidos monitorearía la situación para determinar si los viajes pueden reanudarse antes de lo previsto.

“Estamos reuniendo todo el poder” del gobierno y el sector privado para proteger al pueblo estadounidense, dijo el mandatario.

Comenta: