Trasladan al Juzgado de Atención Permanente al exvicealmirante Félix Alburquerque Comprés, homicida confeso del animador deportivo, Manuel Duncan, ultimado de dos disparos el pasado viernes en un establecimiento de comida rápida del Distrito Nacional.

El juez Francisco Consoró Rodríguez conocerá este lunes la medida de coerción contra el imputado, quien según el Ministerio Público después de cometer el hecho huyó de la escena del crimen, y desapareció el arma de fuego.

El órgano persecutor, denominó la calificación jurídica del hecho de sangre como un homicidio voluntario, debido a que previo al suceso, hubo una discusión y agresión de ambas partes.

Sin embargo, los representantes legales de los familiares del occiso, manifestaron que solicitarán un aplazamiento de antemano debido a que no poseen la solicitud de coerción realizada por el órgano acusador.

“Vamos a solicitar que nos faciliten la carpeta del expediente de medida de coerción, para preparar nuestro medio de defensa”, explicó el abogado José Fernández Volquez.

Asimismo, acusan a Alburquerque Comprés de destruir evidencias, porte y tenencia de arma de fuego ilegal, luego de cometer la acción, se dio a la fuga y tras hacerse público el video donde se observa dispararle en dos ocasiones al comunicador, decide entregarse vía Procuraduría General de la República.

La instancia de medida, establece que el suceso se produjo cuando el imputado llega al lugar donde se encontraba el fallecido riéndose, el animador pensó que este se burlaba de él y se arma una discusión.

(el nuevo diario)

Comenta: