El Ministerio Público informó este jueves que solicitó medidas de coerción contra dos hombres que presuntamente se dedicaban a la reproducción masiva e ilegal así como a la comercialización del libro «Nacho Dominicano» y otros textos, en violación al derecho de autor y la propiedad intelectual.

La Unidad de Propiedad Intelectual (UPI) del Ministerio Público solicitó a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional que imponga a Santiago Arístides Valdez Payano y Diógenes Álvarez Brito garantía económica por 100,000 pesos a cada uno, presentación periódica e impedimento de salida del país.

Los dos hombres fueron arrestados en «flagrante delito» reproduciendo de manera industrial, de manera ilegal y de forma no autorizada, copias de los libros «Nacho Dominicano» y «Aprendiendo a leer con María y Manuel», de la editora Susaeta, así como el libro «Caligrafía Dominicana», de Ediciones MB.

Un documento del Ministerio Público aseguró que el martes pasado, en allanamiento realizado en una imprenta de la calle Montecristi del sector San Carlos, en la capital, las autoridades arrestaron a su propietario Diógenes Álvarez Brito, en «plena reproducción ilegal» de los libros «Nacho Dominicano» y «Aprendiendo a leer con María y Manuel»,

El Ministerio Público le ocupó 511 planchuelas metálicas con imágenes del Nacho y páginas impresas en proceso de empastado.

Ese mismo día, según la acusación, apresaron a Santiago Arístides Valdez Payano, en una imprenta de su propiedad, ubicada en una casa ubicada en la calle Aurora del sector Brisas del Este, Santo Domingo Este.

Le ocuparon tres resmas de cartón para imprimir portadas, 30 paquetes de hojas impresas con imágenes del Nacho, 100 ejemplares impresos en el lugar, además de equipos y materiales para impresión y empastado.

En la continuación de las indagatorias, el órgano de la persecución penal realizó una inspección en el entorno del Callejón de la Lectura, en la calle Caracas del Distrito Nacional, donde ocupó ejemplares ilegalmente reproducidos a la Librería Radhamés, cuyo dependiente abandonó el puesto al notar la presencia de los agentes en la zona.

En dicha caseta había, debajo de una silla, una caja conteniendo 137 unidades de libros, con la descripción de «Caligrafía Dominicana», y otra caja conteniendo 50 unidades con la descripción «Nacho Dominicano».EFE

Comenta: