Se conmemora hoy 28 de abril el 55 aniversario de la intervención militar de los Estados Unidos al país, ocurrida en el marco de la insurrección cívico militar del 24 de abril de 1965 que buscaba reponer en el poder al gobierno de Juan Bosch que fue derrocado en septiembre de 1963.

El 28 de abril de 1965, cuatro días después de iniciadas la rebelión cívico militar, desembarcaron las tropas estadounidenses con el pretexto de salvar vidas, pero el motivo real era impedir el retorno de Bosch al poder y que en el país pudieran surgir un gobierno en el área del Caribe un gobierno corte comunista, similar al cubano.

En la X Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de Estados Americanos el 1 de mayo de 1965 se aprobó legalizar la intervención norteamericana con el nombre de Fuerza Interamericana de Paz. Brasil, Paraguay, de Honduras y Nicaragua enviaron tropas al país.

Empero, el grueso de las tropas eran de Estados Unidos, que siempre se ha dicho que sumaban los 42 mil marines pertenecientes a su 82 División Aerotransportada, bajo el mando de Bruce Palmer, entonces considerado uno de los mejores generales del Pentágono.

Los demás integrantes de la Fuerza Interamericana de Paz, fueron ,1130 soldados brasileños, 250 soldados hondureños, 184 soldados paraguayos, 160 soldados nicaragüenses, 21 policías militares costarricenses y tres oficiales salvadoreños.

Las tropas interventoras aislaron a los constitucionalistas, dividiendo la ciudad en dos zonas e instalaron un Gobierno encabezó el general Antonio Imbert Barreras, que se llamó gobierno de “Reconstrucción Nacional”.

Las tropas interventoras y los constitucionalistas sostuvieron numerosos combates, siendo lo más notarios los acontecimientos del 14 y 15 de junio de 1965 cuando los invasores intentaron tomar por asalto la Zona Colonial y fueron repelidas por las tropas leales a Caamaño.

Los combates continuaron hasta el 31 de agosto de 1965 cuando se declaró una tregua y las operaciones de mantenimiento de paz fueran entregadas a las tropas brasileñas.

Las tropas de Estados Unidos, que del 1961 al 1924 también invadieron el país, permanecieron en el país hasta 1966, cuando asumió la Presidencia de la República Joaquín Balaguer, que había ganado unas elecciones muy cuestionadas al profesor Juan Bosch, quien fue postulado por el Partido Revolucionario Dominicano.

Balaguer recibió el poder de mano de Héctor García Godoy, quien sustituyó al coronel Caamaño 3 de septiembre de 1965, como parte de los acuerdos para poner fin al conflicto, que costó la vida de más de 5000 dominicanos, en su mayoría civiles.

Comenta: