En el papel, por ranking, por contrato y hasta si el carisma o el número de seguidores en las redes sociales fuera factor, Fernando Tatis Jr., estaba sembrado como el torpedero del equipo dominicano en marzo en el Clásico Mundial de Béisbol.

El mayúsculo problema es que Tatis no ha jugado un partido oficial en los últimos 10 meses. El lunes tomó prácticas de bateo con sus compañeros por primera vez y, si todo sale bien, el viernes comenzará una asignación en ligas menores en un proceso de recuperación de la cirugía en su mano izquierda que lleva ya casi tres meses de retraso con relación al plan original.

Esa prolongada ausencia podría dar a los Padres el argumento legal para negarle el permiso a Tatis de jugar en el Clásico, aun si retorna recuperado esta campaña.

El reglamento en las últimas versiones del torneo mundialista contempló la figura de “condición crónica” donde se trazan las pautas para las objeciones médicas e inteligibilidad a la que pueden apelar los clubes de la Major League Baseball.

El primer argumento para un equipo negar el permiso por ese capítulo dice que debe estar en la lista de lesionados por un total de 60 días o más durante la temporada de Grandes Ligas anterior, al menos 15 días de los cuales fueron en los últimos dos meses de la campaña previa.

El próximo viernes la zafra regular 2022 de la MLB entrará a su penúltimo mes, por lo que restarán 60 días para que concluya y Tatis no proyecta estar en el roster activo de los Frailes, lo que daría a los californianos el derecho de objetarlo.

Expandir imagenInfografía
Tatis está programado para iniciar una rehabilitación en ligas menores el próximo fin de semana.

Tatis jugó por última vez el tres de octubre de 2021. En la temporada muerta sufrió un accidente de motor, de donde se habría lastimado la muñeca.

Otras causas

Hay otras condiciones de salud que ha aplicado la MLB, que es la coorganizadora del evento junto a la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol, para que las organizaciones restrinjan a los jugadores.

Una es estar lesionado y no poder jugar en dos de los últimos tres juegos de su club de la temporada previa al Clásico, o si su club califica para la postemporada no poder jugar en dos de los últimos tres juegos del conjunto en esa fase.

También aplicó si el jugador se sometió a una cirugía durante la campaña previa, después de la fase regular, la postemporada o si recibió una recomendación de un médico con licencia de que la cirugía debe realizarse durante o después de la temporada.

La otra excusa que puede tener un equipo es si el pelotero estaba en la lista de lesionados el último día de agosto durante la zafra anterior al evento, que en su edición 2023 tendrá 20 países.

Sin definir

Diario Libre contactó al departamento de comunicaciones de la MLB para indagar si estas reglas serían aplicadas en la próxima edición, pero respondieron que de momento no se ha definido.

“Las reglas al respecto para el próximo torneo aún no han sido aprobadas ni distribuidas a las federaciones. Supongo que estarán listos para el otoño”, respondió Michael Teevan, vicepresidente de comunicaciones de la MLB, en un e-mail a DL.

En la Federación Dominicana de Béisbol (Fedobe) dan seguimiento al caso, pero esperan la evolución tanto de la salud de Tatis como de la publicación del reglamento para dar una opinión.

Sin embargo, el dirigente Rodney Linares y el gerente Nelson Cruz ya manejan una serie de opciones ante esa posible baja.

Convencer a Manny Machado de que regrese al campo corto es una de ella. También se identifican nombres como Willy Adames y Jorge Polanco como posibles candidatos a la titularidad.

Comenta: