La República Dominicana tiene una diversidad natural extraordinaria, pues contamos con numerosos atractivos que nos hace un destino único en la región. En esta ocasión, Vanessa Espinal resalta los ríos más bellos de la República Dominicana. Estos cursos de agua enamoran, ya sea por el color de sus cauces, la belleza exótica que albergan, o las travesías por las que hay que pasar para descubrirlos.

Cola de Pato

© VANESSA ESPINAL

Este tesoro de la naturaleza nos corteja con su color turquesa y sus increíbles saltos. Se encuentra en las montañas de Jamao Al Norte, provincia Espaillat, y es el preferido de muchos aventureros porque ofrece una experiencia completa. Para conocer Cola de Pato, es necesario estar en buenas condiciones físicas, ya que requiere largas horas de caminata; y gustar de la adrenalina, porque hay que saltar desde una roca de 10 metros de altura.
Es importante ir con ropa y tenis adecuados para hacer el recorrido, así como también, hacerse acompañar por guías de la comunidad.

Río Partido

© VANESSA ESPINAL

Hay muchos ríos bellos en la República Dominicana, pero este es uno de los más amados por su diversidad, cascadas, charcos y color azul turquesa. Río Partido se encuentra en la provincia Hermanas Mirabal, y lo podemos visitar por tres lugares diferentes: La cascada Las Golondrinas; Jurutungo, en la Reserva Científica La Salcedoa; y por La Confluencia (el más visitado, por ser el de más fácil acceso). Puedes llegar a La Confluencia por Salcedo o por Villa Trina. El recorrido es de unos 40 minutos descendiendo por una montaña hasta llegar al río. En este trayecto te vas a encontrar con varios charcos de un color sorprendente, una piedra llamada El Honguito y con dos súper cascadas. Para realizar el recorrido, es recomendable ir con guías, además de ropa y calzado cómodos.

Hongo Mágico

© VANESSA ESPINAL

También ubicado en las montañas de Jamao Al Norte, se llama así por su forma peculiar, parecida a un hongo. Hongo Mágico es uno de los ríos más bellos de la República Dominicana porque nos invita a vivir una aventura diferente, ya que se desciende en rapel. En este trayecto, disfrutamos de dos descensos: Uno por el Hongo Mágico, y el otro por el Salto de Elena (los más aventureros pueden elegir este último). Es necesario ir con los equipos para realizar esta ruta, así como también, hacerse acompañar de personas capacitadas en rapel. También, es importante estar en condiciones óptimas, porque el recorrido dura unas 4 horas aproximadamente. De todas maneras, no es necesario tener experiencia previa en rapel, ya que los guías dan una explican todo antes de empezar.

Balneario La Plaza

© VANESSA ESPINAL

Este hermoso río se encuentra ubicado en La Ciénega, provincia Barahona. Su característica principal —y lo que lo hace ser un lugar súper especial— son sus aguas frías y cristalinas, así como también un hermoso arco natural formado por piedras. La caminata para llegar hasta su charco principal es de aproximadamente una hora, y se necesita vehículo 4×4. Es importante ir acompañado de guías.

Balneario Mata de Maíz

© VANESSA ESPINAL

Ubicado en la comunidad de Polo Barahona, es un hermoso río de aguas frías y azules, ideal para visitar en familia.
Este lugar es de fácil acceso, siempre que cuentes con un vehículo 4×4. Si no, la caminata hasta el charco es de unos 25 minutos, por una carretera un tanto empinada.

Cañón de Arroyo Frío

© VANESSA ESPINAL

Otro de los ríos más bellos de la República Dominicana es el Cañón de Arroyo Frío. Es considerada una de las rutas más extremas, debido a que el trayecto es extenso. El recorrido dura aproximadamente 6 horas. Una ruta exigente, pero con grandes recompensas, ya que pasa por más de 60 charcos, saltos, cuevas y cascadas de hasta 35 pies de altura. En el trayecto podemos disfrutar de sus aguas turquesas, paisajes inagotables y una naturaleza totalmente virgen. Para visitar este lugar, debes hacerlo con guías de la comunidad.

Río Sonador

Este lugar localizado en una finca privada en Yásica, Puerto Plata, es famoso porque tenía un tronco de un árbol atravesando el charco, que ahora fue movido por una crecida. Río Sonador cuenta con varios charcos y cortinas de agua. Puedes hacer el recorrido de varias formas. Una opción es hacerlo completo, y dura una dos horas y media hasta su nacimiento. También puedes solo llegar al charco principal y las cortinas, caminando unos 25 minutos. Si deseas hacer la travesía completa, es mejor contar con guías de la comunidad.

Con información de RedBull.com

 

Comenta: