El distanciamiento social se extiende por 17 días más, (hasta nuevo aviso) y hay muchas parejas que han tenido que estar distanciadas desde el primer día, limitándose de cualquier contacto: tocarse, hablarse, besarse, acariciarse, calentarse y todos los contactos siguientes.

Pero, gracias a la tecnología, en la actualidad hay formas para todo, incluso para desde la distancia compartir encuentros sexuales con tu pareja. Sí, encuentros sexuales, y solo debes tener dos cosas: un equipo electrónico con internet y una buena imaginación.

¿Te imaginas desatar esa ola de sensaciones a distancia? Pues una de las formas para hacerlo posible es realizando el sexting. Que se da cuando se intercambian mensajes, audios, vídeos o fotografías con contenido erótico.

En RedLights explican que el “sexting” es un acrónimo de ‘sex’ y ‘texting’ y que este es una práctica sensual, erótica maravillosa que invita al autoconocimiento no sólo físico, sino también imaginario. A demás, de ser una fantástica forma de mantener encendida la llama de la pasión a pesar de la distancia.

¿Te animas?, en la actualidad el distanciamiento no es más que la excusa, pero cada quien busca la forma para lograr sus objetivos, aunque es importante que al realizarlo tomes en cuenta algunas recomendaciones para que esta manifestación de sexualidad sea 100% segura.

1. Hazlo solo si tú quieres. Si a ti te apetece, pero a tu pareja no, descartado. Si te presionan, pero sino quieres, no lo hagas.

2. Hazlo con alguien en quien confíes. No tiene que ser necesariamente una pareja estable, pero si alguien que conozcas y sea de fiar para ti.

3. No muestres el rostro o cosas características de ti. Como tatuajes, piercings, marcas de nacimiento, etc. La idea es que si esa imagen o vídeo lo viera alguien más no te pueda reconocer.

4. Usa app de envío seguro o encriptadas. Telegram y sus chats secretos con autodestrucción son una opción perfecta.

5. Borra todo después. No dejes rastro, ni por gusto, tu teléfono o equipo puede caer en las manos de cualquiera, cuídate y cuida a los demás.

6. El respeto por delante. Recuerda que lo que recibes es solo para ti, y compartirlo con terceros es una falta de respeto y un delito.

Comenta: