Programadores y directores de emisoras mantienen opiniones encontradas respecto a la iniciativa de ley del diputado Víctor Suárez que tiene por objeto regular el contenido de la música que se produce en el país, que obligaría a compositores y productores musicales a presentar sus obras ante la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, para que esta autorice o no su difusión.

El empresario artìstico Raphy D`Oleo, el locutor Sandy, programador de Hits 92 y Fernando Placeres, director de las emisoras del Grupo Punta Cana, están en desacuerdo con que la Comisión de Espectáculos Públicos sea un ente regulador de contenido, pero el legislador Víctor Suárez, creador del proyecto de ley, estima que es el órgano del Estado ideal para hacer efectiva la iniciativa.

D`Oleo plantea que se empodere a los programadores de estaciones para que sean los responsables de los contenido que se pauten y sobre ellos recaiga la responsabilidad, lo que generó nuevas reacciones.

Placeres favorece esta propuesta porque estima que los programadores constituyen filtros de primera mano.

“Apoyo la idea de Raphy de que los directores de medios pasen a ser cedazos que garanticen que cada propuesta musical se abstenga de promover el consumo de sustancias prohibidas, violencia y otros antivalores”, indicò.

Raphy D´Oleo plantea fórmula para que basura musical vaya al zafacón

Entiende que someter los contenidos musicales previamente por ante la Comisión Nacional de Espectáculos Pùblicos, sería crear un cuello de botella y un retroceso a la libertad creativa, sobre todo cuando una obra intente trillar el camino de la crítica social o política.

Dijo que en las emisoras que dirige: Kool FM, Punta Cana FM, Mambo Bàvaro FM, Tiempo FM, en La Romana y La R FM, en el Seibo, no se colocan temas con contenidos que atenten contra las buenas costumbres, a menos que el artista permita edición previa.

QUE SEA CULTURA. Sandy Sandy (El Rompe Cama) favorece el proyecto de ley 100% en cuanto a que los discos con contenidos inmorales sean revisados antes de salir al aire, pero que el órgano regulador sea el Ministerio de Cultura.

Consideró que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos debe ser abolida, porque su naturaleza se limitò solamente a prohibir un “disquito al año”, pero que existe una “invasión de extranjeros” en los medios de comunicación sin carnet y la Comisión no hace nada.

No está de acuerdo con la propuesta de D`Oleo para que los programadores de emisoras sean los responsables, debido a que lo han intentado y no pasan de la palabra a los hechos.

“Muchas veces, muchos programadores se reúnen para eso; solo para salir en los periódicos y en los medios de comunicación y hacen caso omiso. Hay algunos que mutean las palabras, pero eso mayormente se ve en la música urbana” indicò el conocido Rompe Cama.

DEFIENDE PROYECTO. Mientras que el legislador Suàrez no cree factible que programadores de emisoras sean los responsables de establecer los controles de contenidos porque representan intereses del sector privado y la responsabilidad debe ser del Estado.

“No puede ser así porque las emisoras son entidades privadas. Imposible, el ente regulador es estatal”, precisó el congresista por Santiago.

por tal motivo insiste en que la responsabilidad debe recaer en la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos.

Suárez explicó que los propietarios notificados al momento de las sanciones por emitir contenidos vulgares, son co responsables.

Comenta: