La Procuraduría General de la República (PGR) dispuso este miércoles que todos los miembros del Ministerio Público, excepto el personal penitenciario, que tenga más de 60 años, deberá mantenerse en sus hogares, igual que los que tengan condiciones de salud y que pudiera verse en alta vulnerabilidad por el impacto del COVID–19.

La medida entra en vigencia a partir de las 6:00 de la mañana y estará por los próximos quince días, en consonancia con las medidas anunciadas por el Gobierno Central. Aunque desde este mismo miércoles, se ha dispuesto que todos los colaboradores del Ministerio Público que tengan hijos menores de seis meses de nacimiento o de mujeres embarazadas se queden trabajando en sus hogares de manera remota.

La Procuraduría también suspendió todas las reuniones internas y externas de forma presencial. Los encuentros se realizarán de forma virtual a través de video llamadas o video conferencias. También suspendieron las labores en la Escuela Nacional del Ministerio Público y los programas de pasantías.

El personal administrativo que tenga que acudir a trabajar a la institución será dividido, para que un 50% trabaje por semana en los diferentes departamentos.

Pidieron a todos los fiscales a nivel nacional soliciten a los jueces de su jurisdicción que en los casos en que necesariamente se tengan que realizar audiencias, que restrinjan el acceso al público y solo se permita entrar a personas que estrictamente deban estar para de esa forma evitar aglomeraciones.

También instruyeron a los procuradores y fiscales pedir aplazamientos y prórrogas de los procesos, siempre y cuando eso no vaya en perjuicio de los derechos de los imputados.

Se instruyó medidas para procurar que los internos y el personal de seguridad eviten en lo posible el contacto físico y que implementen todas las medidas necesarias para evitar exponerse.

El Departamento de Violencia de Género estará trabajando con personal presencial en las unidades de atención. Sin embargo, se dieron instrucciones para evitar aglomeraciones y que solo puedan estar dentro de las oficinas de atención, las que interpongan las denuncias y quienes la reciben.

Estarán funcionando las líneas telefónicas de denuncia de la Procuraduría contra la violencia de género.

Comenta: