El Ministerio de Salud Pública informó este martes que los centros de salud, públicos y privados, y las iglesias están exentos de exigir tarjeta de vacunación o prueba PCR negativa.

República Dominicana empezó el lunes 18 de octubre a solicitar el documento de inoculación con dos dosis a toda la población mayor de 12 años para poder asistir de manera presencial a los centros de trabajo, centros educativos públicos y privados en todos los niveles, así como a los lugares de uso público.

Tras el levantamiento del estado de emergencia, la medida fue establecida mediante la resolución 000048, que confirmó epidémico el territorio dominicano, emitida por Salud Pública.

En el caso de los mayores de 12 años que no cuenten con las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 deberán presentar una prueba PCR negativa de máximo siete días. Esta disposición dejará de ser aplicable luego de que la persona pase 14 días después de recibir la vacuna contra el coronavirus.

Mientras que las personas que por razones médicas no puedan recibir la vacuna, las autoridades de Salud Pública podrán otorgar un permiso especial, de acuerdo a la resolución.

Falsificación de la tarjeta de vacunación

El Ministerio de Salud Pública advirtió que la falsificación de la tarjeta de vacunación conllevará el sometimiento judicial e informó que los negocios que detecten una posible tarjeta falsa deben reportarlo a las autoridades para fines de investigación.

El ministro de Salud, Daniel Rivera, reiteró el llamado a las personas que no se han vacunado a que asistan a los centros habilitados a nivel nacional.

Asimismo, se instruyó a todos los funcionarios a vigilar el cumplimiento de las medidas dispuestas.

DL

Comenta: