Todos los jueves al mediodía, incluso si son feriados, las grandes plazas comerciales de República Dominicana lucen con la gran presencia de personas que almuerzan en ellas, hacen compras o comparten la hora de la comida con sus amigos y familiares, pero este día tiene algo diferente: los negocios están cerrados y los pasillos de los centros comerciales están vacíos.

Lo que se veía en los periódicos de Europa, Estados Unidos y China por el COVID-19 es ahora una realidad en República Dominicana. Las tiendas de ropa, calzados y artículos para el hogar, algunos negocios de comida, las joyerías, los bares, las empresas de telecomunicaciones, entre otros comercios en los que se ve la afluencia de personas con frecuencia están hoy totalmente cerrados y desolados, y así permanecerán por 15 días.

Listín Diario realizó un recorrido por dos grandes centros comerciales del país. Los únicos negocios que ofrecían servicios eran las farmacias, los supermercados y los bancos.

Siendo la 1:00 de la tarde, en uno de los bancos más concurridos del país, solo había en la fila de depósitos y retiros tres personas y en el cajero una sola persona. En el área de comida de unas de las plazas visitadas, las luces estaban semiapagadas y las sillas estaban encima de las mesas. Nadie compraba comida, nadie había tomado este jueves para hacer diligencias.

En otro centro comercial, funcionaban los servicios delivery y “llevar fuera” de los restaurantes y los negocios de comida rápida.

En la entrada de las plazas comerciales hay dispensadores de gel desinfectante y los integrantes de seguridad se están colocando mascarillas y guantes para protegerse y evitar la propagación del virus que ha afectado a más de 160 países.

Por disposición del Poder Ejecutivo, quedaron suspendidas todas las actividades comerciales durante los próximos 15 días, con la excepción de aquellas que se dedican a actividades básicas para la población: supermercados, colmados, estaciones de expendio de combustibles, farmacias y establecimientos comerciales dedicados al expendio de alimentos crudos o cocidos.

Comenta: