El reconocido actor franco-sueco Max Von Sydow, residente en Francia, murió el domingo a los 90 años. La triste noticia fue confirmada por su esposa a través de un comunicado divulgado por el agente del intérprete al semanario Paris Match.

“Con el corazón roto y con una tristeza infinita, anunciamos con extremo dolor el fallecimiento de Max Von Sydow”, ha escrito la productora Catherine Von Sydow. La hija del actor también ha pedido discreción a la prensa durante el periodo de luto.

La leyenda del cine europeo y uno de los actores fetiche del director Ingmar Bergman ganó popularidad mundial tras protagonizar películas como El Exorcista, Hanna y sus hermanas, El Séptimo sello, Fresas Salvajes, Los tres días del cóndor y, en los últimos años, con sus apariciones en la saga de Star Wars o Game of Thrones.

Fue la figura central en el éxito de taquilla de William Friedkin en 1973 El exorcista y volvería a interpretar el papel del padre Merrin en Exorcista II: El hereje, dirigida por John Boorman en 1977.

Fueron precisamente las películas de su compatriota Ingmar Bergman las que le dieron una proyección internacional a este hombre que había nacido en la ciudad sueca de Lund en 1929 y que había comenzado su camino por la intepretación en el teatro. La carrera de 65 años del actor abarcó desde el teatro hasta películas de taquilla y series populares.

El intérprete fue dos veces candidato al Oscar. En 1989 como Actor protagonista por Pelle, el conquistador, y en 2012 como secundario por Tan fuerte, tan cerca. No consiguió ninguno. También fue nominado al Globo de Oro por sus papeles en Hawaii (1966) y El exorcista (1973) y a los Emmy en 1990 como Mejor actor de reparto en Red King, White King.

Comenta: