Niños acuden masivamente a realizarse pruebas para detectar COVID-19, muchos de estos asisten por presencia de síntomas, mientras que otros sus padres los llevan para descartar afección ante la ola de contagios en los últimos días.

Al hablar con algunos padres de los niños, entre edades 8-16, varios de ellos manifestaron que realizan la prueba del virus para descartar contagio y que, en vista de que las autoridades llamaron a clases presenciales, “no pueden mandar a sus hijos teniendo sospecha”.

La señora Patria Encarnación llevó a sus hijas al centro de pruebas ubicado en Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) ya que ambas presentaban malestar, como fiebre, dolor de cabeza y nauseas.

Situación similar comparte el señor Osvaldo Frías, ya que su hijo de 7 años presenta síntomas desde la semana pasada y creía que era una “simple gripe”, pero tras realizarse la prueba, las autoridades de salud lo confirmaron como “detectado”.

Según comentó Luis Severino del departamento de relaciones públicas de SaludPública, el cual funge como supervisor en el área de muestra del hospital Santo Socorro, el flujo de jóvenes entre edades 18-25 años para descartar el virus es masivo.

Indicó que desde la semana pasada se ha incrementado más la cantidad de jóvenes para realizarse muestras y que muchos de estos han salido con resultados positivos.

Este martes de acuerdo al boletín del Ministerio de Salud Pública, 51,742 menores de 20 años se han infectado con el coronavirus.

Mientras que los casos nuevos positivos se sitúan en 6,683 con una positividad diaria de 35.43 por ciento.

DL
Comenta: