Tras la sugerencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la posibilidad de que se inyecte desinfectantes a las personas contra el coronavirus, la compañía que fabrica los productos de salud e higiere bajo la marca Lysol adviritó a los clientes que sus productos no son para el consumo humano.

Mediante un comunicado, la empresa británica Reckitt Benckiser (RBGLY) advirtió este viernes que el consumo humano de productos desinfectantes es peligroso y que solo deben «usarse según lo previsto y de acuerdo con las pautas de uso».

«Como líder mundial en productos de salud e higiene, debemos tener claro que bajo ninguna circunstancia nuestros productos desinfectantes deben administrarse en el cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra ruta)», dice el comunicado .

«Tenemos la responsabilidad de proporcionar a los consumidores acceso a información precisa y actualizada según lo aconsejado por los principales expertos en salud pública», dijo la compañía.

La sugerencia de Donald Trump de combatir el coronavirus con una “inyección” de “desinfectante” consternó a científicos y especialistas, que lo acusaron de “irresponsabilidad” por sus “peligrosas” declaraciones.

“Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto. En un minuto. ¿No habría alguna forma de hacer algo así con una inyección en el interior o casi una limpieza?”, se preguntó el jueves Trump en sus declaraciones diarias sobre la epidemia en la Casa Blanca.

“Como pueden ver”, el coronavirus “penetra en los pulmones y tiene un efecto enorme, sería interesante pues verificarlo. Habrá que contactar con los médicos para esto, pero me parece interesante”.

Comenta: