El Palacio de Buckingham informó este jueves que los médicos de la reina Isabel II están preocupados por su salud y que recomendaron la supervisión médica.

«Después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica», se lee en un comunicado.

El Palacio de Buckingham agregó que «la reina permanece tranquila y en el castillo de Balmoral», en Escocia.

La monarca había aplazado una reunión con su Consejo Privado programada para este miércoles, después de que sus médicos le aconsejaran descansar, dijo el Palacio de Buckingham ese día. Una fuente real añadió que el encuentro fue virtual y que la reina no había estado en el hospital.

La familia real empieza a viajar a Balmoral

El príncipe Carlos y Camila viajaron a Balmoral, informó Clarence House este jueves. Carlos es el hijo mayor de la reina Isabel y el heredero al trono.

También el príncipe William, duque de Cambridge y nieto de la monarca, se está trasladando al castillo en Escocia, según dio a conocer el Palacio de Kesington.

Una fuente real le dijo a CNN este jueves que otro de los hijos de la reina Isabel, Eduardo, está en camino hacia Balmoral, mientras que la princesa Ana, única hija de la monarca, ya se encuentra allí. El príncipe Andrés, duque de York, también se dirige al castillo, de acuerdo a una fuente cercana al monarca.

El portavoz del príncipe Harry, nieto de Isabel, le dijo a CNN este jueves que él y Meghan viajarán a Escocia.

Otra fuente real mencionó previamente que a los miembros inmediatos de la familia de la reina ya se les informó sobre las preocupaciones por su salud. Y desestimó los rumores de que la monarca haya sufrido una caída.

Durante varios meses, la salud de Isabel II, de 96 años, ha generado preocupaciones. La monarca se ausentó de varios eventos durante la celebración de su Jubileo de Platino, por los 70 años de su reinado, en junio pasado. En ese momento, el Palacio de Buckingham dijo que la reina experimentó «ciertas molestias» durante el primer día de las celebraciones y que no asistiría al evento principal del segundo día.

«La reina disfrutó mucho el desfile de cumpleaños y el desfile aéreo, pero experimentó algunas molestias», informó el Palacio de Buckingham en un comunicado de ese momento.

En años anteriores, la monarca rara vez cancelaba compromisos en el último minuto. Pero su edad avanzada le ha dificultado trabajar en el horario repleto, lleno de compromisos y citas oficiales, que ha definido la mayor parte de su reinado.

Comenta: