El director de The Last Dance Jason Hehir confirmó que dos figuras principales en los últimos dos años de la carrera de Michael Jordan no quisieron ser parte del documental.

Hehir confesó que tanto Karl Malone como Bryon Russell, dos ex jugadores de los Utah, rivales de Chicago en las finales de la NBA en temporadas consecutivas, optaron por no ser parte del Último Baile. En diálogo con el periodista estadounidense Dan Patrick, el líder del documental fue claro. Cuando le preguntaron si el recordado número 32 del Jazz se negó, contestó “Sí”.

El documental que fue todo un éxito por cinco fines de semanas consecutivos tuvo más de 10.000 horas de grabación que se sumaron a más de 100 entrevistas de personajes clave en la vida de Jordan , jugadores históricos de la NBA, entre tantos otros participaron de la grabación.

En la exitosa serie que se pudieron conocer historias jamás contadas sobre uno de los mejores deportistas de todos los tiempos.

Comenta: