La separación entre el futbolista español Gerard Piqué y la cantante colombiana Shakira sumó un nuevo episodio. Según informa La Vanguardia, el deportista del Barcelona abandonó antes de tiempo la reunión en la que debían buscar un consenso en la custodia de sus hijos. El marcador central estaría cansado de las interminables negociaciones, las cuales se estarían dilatando más de la cuenta.

El rotativo informó que el primero en llegar al despacho de su abogado, Ramón Tamborero, fue el defensor central catalán. Arribó pasadas las 18 (hora de España) y se marchó a las 19.50. Se fue sin hacer ningún tipo de declaración, aunque su letrado remarcó que lo más importante tanto para su representado como para la artista son sus dos hijos, Milan y Sasha. Este medio también aseguró que, pese a que ambos tensaron la cuerda, buscan evitar el juicio que determine el régimen de guardia y custodia de los pequeños.

Shakira, por parte, llegó al despacho situado en la plaza Francesc Macià de Barcelona aproximadamente 10 minutos después que su ex pareja y se retiró cerca de las 21. Allí también se encontraba su abogada, Pilar Mañé. “El deportista está harto de las interminables dilaciones para llegar a un acuerdo en esta pedregosa negociación, un calvario de reuniones, cláusulas y contraofertas insoportables”, explicó el diario español. Los presentes buscaron convencerlo de que continúe en el cónclave, pero fue en vano y se marchó del edificio, advirtieron.

Piqué se retiró enojado antes de tiempo de la reunión con Shakira (The Grosby Group)
Piqué se retiró enojado antes de tiempo de la reunión con Shakira (The Grosby Group)

El Periódico catalán afirmó que se esperaba que esta fuese la “reunión definitiva” porque los representantes legales de ambas partes llevaban dos semanas de negociaciones, pero al parecer no hubo un entendimiento por el enojo que le generaron la “cantidad de cláusulas y exigencias” que planteó su ex pareja. “No quiso escuchar más. Se levantó y se fue. Pensaba que el acuerdo estaba cerca, que todo se iba a solucionar, y se encontró con una serie de anexos en el convenio que le hicieron perder la paciencia”, aclararon en esa publicación.

A las afueras del lugar se ubicaron algunos fanáticos de la cantante, quienes le gritaron que no se vaya y se quede a vivir en Barcelona. Aunque nunca lo confirmó de manera oficial, los rumores apuntan a que la colombiana querría fijar su residencia en Miami, mientras que Piqué, que habría comenzado una relación con Clara Chía, tiene intenciones de proyectar su vida en su país. Vale recordar que hicieron pública la separación el pasado mes de junio.

Si bien por el momento Milan y Sasha conviven con su madre, esta conversación se dio en un momento clave, ya que se acaba de desarrollar el inicio de un nuevo curso escolar. En su momento, cuando confirmaron la ruptura, ambos afirmaron que los menores eran su “máxima prioridad”.

Esta disputa se da mientras los dos afrontan otros inconvenientes. La sudamericana fue acusada de cometer fraude a la Hacienda de España por un valor aproximado de unos 14.5 millones de euros. El deportista, por su parte, quedó en el centro de la escena tras la filtración de unos audios con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol.

Comenta: