Eve Jobs, la hija pequeña del cofundador de Apple Steve Jobs y de Laurene Powell, se ha sumado a las burlas que proliferan en las redes sociales respecto a la escasa novedad que supone el último modelo de iPhone, el buque insignia de la empresa de Cupertino que le reporta la mayor parte de sus beneficios.

A través de su cuenta de Instagram, en la que tiene más de 322.000 seguidores y comparte fundamentalmente sus trabajos en el mundo de la moda, la cuarta de los hijos de Jobs, fallecido en el 2011 a causa de un cáncer, ha publicado una fotografía con carga irónica en la que un señor mayor, ubicado en un ambiente familiar, recibe como regalo una camisa exactamente igual a la que lleva puesta.

Eve Jobs, nacida en 1998, acompaña la imagen con un texto en el que dice: «Yo actualizando de iPhone 13 a iPhone 14 después del anuncio de Apple de hoy».

La publicación de Eve cobra relevancia por tratarse de la hija del hombre que convirtió Apple en lo que es hoy, después de lanzar el Macintosh, el primer ordenador portátil comercializado con éxito, el iPod, el iPad y una larga lista de productos electrónicos que siempre marcan tendencia, empezando por el propio iPhone. Sin embargo no se trata ni mucho menos de la única burla a la falta de capacidad de innovación de la empresa que vende sus teléfonos por entre 1.009 y 1.469 euros.

Comenta: