Jennifer López, de 52 años, estalló de furia en plena luna de miel con Ben Affleck, de 50; en Italia, tras conocer que un invitado a su boda filtró a los medios un video de la fiesta, en donde se puede ver a la cantante interpretar una canción a su ahora esposo.

Varios medios estadounidenses han señalado que la canción se llama “Can’t get enough”; y que está dedicaba a Affleck, quien en las imágenes aparece sentado en medio de la pista de baile observando a su esposa en pleno show en compañía de unas bailarinas.

“Esto fue tomado sin nuestro permiso. Punto”, respondió la cantante en una de las publicaciones en Instagram, y que tuvo lugar el fin de semana pasado en la propiedad que el ganador del Oscar posee en Savannah, en Georgia.

La pareja trató de tener bajo control todos y cada unos de los detalles de la fiesta de tres días en la que celebró su segunda boda frente a sus familiares y amigos. Sus invitados y trabajadores firmaron acuerdos de privacidad para evitar que se dieran este tipo de situaciones.

“Quienquiera que lo haya hecho se aprovechó de nuestro momento privado. No sé de dónde lo están sacando todos porque teníamos acuerdos de confidencialidad y les pedimos a todos que no compartieran nada de nuestra boda”, comentó JLo.

Tal y como ocurrió con su primera boda con Affleck; para la segunda celebración Lopez quiso esperar a compartir detalles de la ceremonia en sus redes sociales. En su página web compartió fotos de los tres vestidos diseñados por Ralph Lauren que lució en su espectacular boda.

La ceremonia
Para la ceremonia religiosa, la cantante eligió un hermoso vestido blanco de corte sirena con cola y un escote abierto en la espalda, y cubrió su cabeza con un larguísimo velo transparente que le dio un toque majestuoso a su look. JLo tuvo ese vestido nada más que 45 minutos.

El segundo fue un diseño con un escote adornado con cristales Swarovski. El tercero y último se trató de un vestido de tul de seda y pequeños adornos de perlas. En tanto, Affleck vistió un esmoquin con chaqueta y camisa blanca y pantalón negro.

Un mes después de casarse en secreto y en una ceremonia íntima en Las Vegas; la pareja celebró su amor el pasado fin de semana en una propiedad que el actor tiene en el estado de Georgia. Al gran evento asistieron familiares y celebridades de Hollywood.

La pareja caminó por una enorme alfombra blanca seguidos por sus respectivos hijos: los tres que Affleck tuvo con la actriz Jennifer Garner (Violet, Seraphina y Sam); y los gemelos (Emme y Max) que la cantante tuvo con Marc Anthony.

Los invitados
Todos ellos estuvieron vestidos de blanco, igual que los invitados.

Entre los invitados, que fueron trasladados hasta la casa en autobuses blancos, pudo verse al actor Matt Damon y su esposa Luciana Barroso, así como al director Kevin Smith y Jason Mewes.

No acudieron, pese a estar invitados, ni Jennifer Garner (la ex de Affleck) ni el hermano de Ben, el también actor Casey Affleck. El cantante Marc Anthony, ex marido de JLo y padre de sus hijos, tampoco participó de la boda.

Después de perderse la boda con su hermano, Casey, de 47 años, escribió un dulce mensaje a la cantante en una publicación de Instagram el domingo. .”Vale la pena esperar por las cosas buenas”, escribió junto a una imagen antigua de él, Ben, de 50 años, y López; de 53, caminando por Los Ángeles en agosto de 2002.”Jen, eres una joya. ¡Te queremos mucho!”.

La pareja se encuentra en Milán, Italia, disfrutando de sus primeros días de casados.

Fuente: INFOBAE

Comenta: