La delincuencia continúa siendo el gran dolor de cabeza para muchos dominicanos, quienes día tras día, ven un nuevo amanecer con la noticia de que un cercano o desconocido fue despojado de sus pertenencias por desaprensivos, quienes en ocasiones no conformes con arrebatar objetos materiales, sin temor alguno presionan el gatillo, acabando con la vida de un inocente.

Sabana Perdida y Los Guarícanos son dos de las demarcaciones más grandes de Santo Domingo Norte, uno de los municipios con mayor densidad poblacional del Gran Santo Domingo y, los cuales, viven un “toque de queda” desde las 7:00 de oa noche para protegerse de la delincuencia.  Dicen que los asaltos son el principal mal que aqueja a sus moradores.

Los munícipes cuentan que, a pesar de que el patrullaje policial es mayor, los actos delictivos han ido en aumento, por lo que creen deben ser más eficientes, especialmente durante las horas de mayor peligro. Aseguran que viven en “pánico” y pasadas las 7:00 de la noche, no salen de sus casas por temor a ser una de las víctimas.

En el barrio El Majagual de Sabana Perdida, Manuel Henríquez, quien se desempeña como motoconchista, narró a periodistas de LISTÍN DIARIO, que su faena diaria inicia a las 7:00 de la mañana, finalizando a la misma hora en la noche, por temor a la delincuencia.

“Esto, desde que llega esa hora (7:00 de la noche) que se hace oscuro, es muy difícil tú pararte por la delincuencia”, destacó Henríquez, al tiempo de quejarse porque el patrullaje policial no es más que “aparataje”.

 “Ellos cruzan (la policía) los delincuentes los chequean y luego ellos salen a hacer lo de ellos, porque eso no se llama patrullaje, eso se llama aparataje”, dijo el motoconchista.

En este mismo sector fue donde el 10 de enero pasado Ramón de la Cruz, “Danielito”, mató de varios disparos a Vladimir Ceballo Sánchez, de 22 años, alistado policial, y al civil Yamil Ramírez Sánchez, de 25, en un hecho ocurrido cuando las víctimas salían de un centro de diversión.

Por el hecho, “Danielito” se entregó a la Policía de manera voluntaria para responder por el doble crimen. En tanto que en los Altos de Sabana Perdida, algunos de sus moradores refieren que los actos delictivos han disminuido pero aún continúa el “miedo”. “Sigue el miedo y la inseguridad de los ciudadanos que no queremos salir temprano ni llegar tarde”, dijo Rosa Vicente.

Igual

Mientras que en Los Guarícanos, el panorama y quejas por los actos delincuenciales es también el principal mal y motivo de preocupación para sus munícipes.

José Elías Vólquez, dueño de una peluquería en Los Guarícanos por más de 30 años, dice que el negocio se ha visto afectado en los últimos tiempos a consecuencia del aumento de la delincuencia, ya que antes cerraba a las 10:00 u 11:00 de la noche y ahora, a las 8:00.

SEPA MÁS

Servicios.

Los moradores consultados en el municipio coincidieron en que los servicios, tales como energía eléctrica, agua y recogida de basura, son constantes y buenos, resaltando el servicio de agua, que algunos dijeron en su localidad es permanente, como ejemplo El Majagual y otros señalaron que la misma tiene días específicos.

Sobre la energía eléctrica refirieron “que ha mejorado” y ya no hay tantos apagones. Respecto a la recogida de basura por parte del ayuntamiento, la calificaron como “excelente”.

Comenta: