La Policía Nacional y el Ministerio de Defensa instalaron un túnel sanitizante en la Dirección Regional Cibao Central, con el objetivo de desinfectar y evitar la propagación y el contagio del Covid-19 entre los agentes policiales y los ciudadanos que se dirigen a la sede de esta ciudad a interponer sus denuncias.
Las autoridades también realizaron operativos de evaluaciones médicas en los departamentos policiales de La Vega, Constanza y Jarabacoa para detectar posibles contagiados de coronavirus y entregaron medicamentos a policías que padecen de algunas enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, hipertensión arterial, cardiopatías e hipotiroidismo.

La iniciativa, dijeron, forma parte de los programas de protección y cuidado de la salud del personal, las cuales son ejecutadas por orden del director general de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte.
Los operativos preventivos fueron realizados por el personal de la Dirección de Sanidad Policial, quienes asistieron a 60 policías, realizándoles 30 glicemias y 18 pruebas rápidas del Covid-19, las cuales resultaron todas negativas.

La jornada estuvo dirigida por el coronel Ramón Morillo Ortega, comandante del departamento policial de La Vega, los tenientes coroneles doctores José G. Cáceres Mendoza y Francisco J. Martínez Sánchez, la segundo teniente doctora Sarisa Peralta y el doctor Fernando A. Ramírez.
Sobre el túnel. Fue instalado el miércoles por miembros del Ministerio de Defensa y la Policía, bajo la supervisión del director regional Cibao Central, general de brigada Pablo de Jesús Dipré.
Ubicado en la puerta principal que da acceso a las instalaciones de la sede en Santiago, se puso en funcionamiento de inmediato ya que el artefacto, además de esterilizar personas, contribuye con la protección de la salud de los policías, quienes arriesgan sus vidas cuidando a la ciudadanía y previniendo el delito y las infracciones a las leyes.

Comenta: