Dirigentes sindicales expresaron ayer al presidente Danilo Medina en una reunión su acuerdo con una reactivación gradual de la economía, con las medidas preventivas correspondientes para evitar la propagación del coronavirus. De igual modo representantes de las iglesias católica y evangélica mostraron disposición a implementar un protocolo con disciplina y control para la apertura progresiva y gradual de los templos por etapas, llegado el momento.
Por los sindicalistas expusieron los presidentes de la Confederación Autónoma Sindical Clasista, Gabriel del Río; de la Confederación Nacional de Unidad Sindical, Rafael (Pepe) Abreu; y de la Central Nacional de Trabajadores Dominicanos, Jacobo Ramos.

Junto al presidente estuvieron los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo; Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; y de Trabajo, Winston Santos.

Iglesias. Estuvieron monseñor Benito Ángeles, obispo auxiliar de Santo Domingo y secretario general de la Conferencia del Episcopado; monseñor José Dolores Grullón, obispo de San Juan; monseñor Faustino Burgos Brisman, obispo auxiliar de Santo Domingo; y monseñor Santiago Rodríguez, obispo de San Pedro de Macorís.
También asistieron los reverendos Miguel Ángel Amarante, Milcíades Florentino, Andrés Solano, Carlos Abreu, Ramón Emilio del Rosario Adames, y Michel Sandoval, directora de Comunicación de la Conferencia del Episcopado Dominicano. Los representantes de la iglesia calificaron las acciones del Gobierno como atinadas y prudentes.

(Tania Hidalgo/Hoy)

Comenta: