Tras el paso de la Luna Nueva, los movimientos astrales de este lunes nos traen novedades. Una de ellas es la de dejar a un lado nuestras constantes preocupaciones e intentar observar los problemas desde un nuevo punto de vista.

ARIES (21 de marzo – 20 de abril)
Se suele decir que las cosas pequeñas importan mucho. Y no lo dudo, ¿pero qué ocurre con las grandes? ¿Acaso pierden relevancia debido a su tamaño? Cuando prestamos demasiada atención a los detalles, corremos el riesgo de obviar la evidencia. Perdemos la visión general. Puede que te hayas concentrado demasiado en cierto asunto irrelevante, y has invertido demasiada energía en ello. La Luna nueva te regala la oportunidad de observar todo desde un punto de vista distinto.

TAURO (21 de abril – 21 de mayo)
Cuanto más expuestos estamos al estrés y a las discusiones, nos volvemos más sensibles a ellos. Con ello no quiero decir que ahora nos resulten más molestos, sino que hemos pasado por esa situación tantas veces, que respondemos de forma automática… igual que las vacunas responden ante los virus. Además, si vivimos de sueños e ilusiones, acabaremos decepcionados. ¡Claro que esto no es cierto! Si continúas fijando tu mirada en el suelo, corres el riesgo de perder buenas oportunidades.

Tras el paso de la Luna Nueva, no temas a tener altas aspiraciones.

GÉMINIS (22 de mayo – 22 de junio)
Estás afrontando una situación que es todo un reto, pero no por ello tienes que mantener las distancias. Es más, procura no pecar de cautela. Hasta cuando intentamos tomar todas las medidas, podemos toparnos con problemas. Aunque es muy importante estar bien preparados e informados, también lo es estar abiertos a nuevas experiencias.

Quizá hoy te encuentres con una grata sorpresa: estás a punto de descubrir algo interesante.

CÁNCER (23 de junio – 23 de julio)
El miedo suele ser la causa de una manera de comportarse indeseada. Temor a cómo nos verán los demás, a fallar, a la decepción… Podemos escudarnos en una actitud arrogante, en lugar de asumir nuestros puntos débiles. El problema es que esto conlleva un riesgo: el de dañar a nuestros seres queridos. Esas personas que nos dan consejos que apreciamos.

Este lunes, tienes dos opciones: o dejarte llevar por la provocación o superarla. No hay mejor respuesta que un gesto amable.

LEO (24 de julio – 23 de agosto)
A nadie le sienta bien que le echen la culpa de algo, que le juzguen. De hecho, uno de los mejores ejemplos lo encontramos en los antiguos episodios de ‘Scooby Doo’. Muchas veces, acababan diciendo aquello de: “Me habría salido con la mía de no haber sido por esos molestos chicos”.

El problema es que hasta los niños que seguían la serie sabían que alguien pararía siempre al malo. En tu caso, en la vida real, tu sexto sentido funciona a pleno rendimiento. Esa situación desagradable en la que te has visto envuelta, terminará bien.

VIRGO (24 de agosto – 23 de septiembre)
“Un poco de lo que te apetece te sienta bien”, pero si lo tomas en grandes dosis puede ser contraproducente. Vivimos en un mundo que se mueve a un ritmo vertiginoso, y por ello nos deshacemos de las personas y las cosas de forma muy fácil. El problema de esto es que muchas veces tiramos por la borda lo que queremos. Lo ideal es que hagamos una comprobación antes de hacerlo.

Actuar con paciencia también está de moda, así que confía en ti y prueba antes de decir que ‘sí’. Vales mucho más de lo que imaginas.

horoscopo-22-noviembre
LIBRA (24 de septiembre – 23 de octubre)
Lo que estoy a punto de decirte te va a sonar a tontería, pero… Tienes que saber que hay un nuevo tipo de color negro. Se trata de una pintura única, original, creada gracias a la tecnología, y que es capaz de absorber los rayos de luz que llegan a la superficie. Es lo más oscuro que hayamos visto en nuestra vida. Por eso, nos resulta casi imposible percibirlo.

Si nos concentramos en nuestros sentimientos negativos, puede repercutir en nuestros sueños y anhelos. Después de la Luna Nueva, rezumas luz, así que cerciórate de que la muestras al mundo.

ESCORPIO (24 de octubre – 22 de noviembre)
Muy pocas personas son capaces de leer entre líneas. Pero no por ello vamos a dejar de intentarlo, ¿no? Todos tenemos una imaginación desbordante, así que al echar un vistazo a esas líneas, podemos enfocarnos en lo que queremos comprender. Promesas incumplidas, catástrofes… o todo lo contrario. Podemos ver una amistad perfecta, la fama y el éxito.

Tu sensibilidad es un don. Por tanto, este lunes confía en ella, sin ignorar lo que te dice tu mente.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)
El arte de los acuerdos es una de las habilidades más relevantes que podemos adquirir en nuestra vida. Tú quieres una cosa, y esa persona, otra. Esa persona puede darte lo que buscas, pero bajo una condición: debes contarle aquello que quiere. El problema es que si tú buscas una cosa y no estás preparada para aceptar lo que venga de esa persona, al final, te quedarás sin nada.

Este lunes es un buen día para que mantengas la misma actitud desde le principio. Sin embargo, si estás preparada par alcanzar un acuerdo, más aparecerán.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 20 de enero)
Los habitantes de las grandes ciudades tienen que viajar en autobuses y trenes atestados de gente. Y por este preciso motivo, son muy sensibles en lo que a su espacio personal se refiere. No tienen mucho, pero defienden con uñas y dientes el poco que se les reserva. Por tanto, no es extraño que la gente de los pueblos los encuentre huraños… pero no comprenden que los límites de cada persona son muy importantes.

Después de la Luna Nueva, te encuentras sensible. No le des demasiadas vueltas porque es pasajero. Eso sí, mientras sucede, no te sientas mal por proteger lo tuyo.

ACUARIO (21 de enero – 19 de febrero)
¿Quién se levanta por la mañana deseando tener una discusión o meterse en un lío? Nadie. Todos hacemos todo lo posible para esquivarlos, y precisamente en nuestro intento por evitarlos, creamos más problemas. Nos obcecamos tanto en uno, que al mismo tiempo ignoramos el que se avecina.

Quizá lo más inteligente sea ignorar las preocupaciones sobre le futuro. Si dejas de darle vueltas a lo que puede ocurrir, quizá, salga bien.

PISCIS (20 de febrero – 20 de marzo)
Es más sencillo afrontar un mundo fantástico que el real. Asumir una teoría como cierta y colocarla en nuestro futuro, puede causarnos temor. No está mal preocuparnos por algo que va a suceder, pero tampoco demasiado. De este modo, sólo lograremos que empeore. Ten claro que lo que tenga que suceder, sucederá. Y si no es así, no ocurrirá. Quizá puedas influir en esa situación dramática a la que haces frente, pero no malgastes más tu tiempo, dándole vueltas a cómo debería ser todo.

Comenta: