Jugadores, ejecutivos y entrenadores comenzaron a empacar sus maletas el domingo para irse a casa y puede que sea por un buen tiempo.

Existe una posibilidad real de que la temporada de las Grandes Ligas se retrase hasta el fin de semana del Memorial Day, es decir el 25 de mayo, o más, dijeron dos ejecutivos de la MLB al diario USA Today.

Nadie sabe cuándo MLB podrá comenzar su temporada 2020, pero jugar un calendario de 162 juegos a partir del 9 de abril es poco realista.

Los propietarios y presidentes tienen una conferencia telefónica al mediodía de este lunes para determinar los próximos pasos, que cambian cada día a medida que la pandemia de coronavirus se extiende.

La oficina del comisionado alentó a todos a irse a casa el domingo después de que un jugador de las ligas menores de los Yankees dio positivo por coronavirus, por lo que podría ser poco inteligente creer que es un caso aislado.

Los Yankees ordenaron a todos sus jugadores de ligas menores que estuvieran en cuarentena durante las próximas dos semanas. El jugador no identificado nunca estuvo en su campamento de Grandes Ligas, ubicado a una milla de distancia, en Tampa, Florida.

MLB dijo en un memorando el domingo: “La recomendación fuerte de nuestros expertos en enfermedades infecciosas y salud pública es que los clubes deben evitar todas las actividades en las que los jugadores se congregan en cantidades significativas o no pueden realizar los protocolos de ‘distanciamiento social’ recomendados por los médicos.

“El riesgo de que un jugador en las instalaciones de un club contraiga el virus es real, y debemos implementar protocolos para proteger la seguridad y el bienestar de nuestros jugadores y miembros del personal. Además, debemos reconocer que existe el potencial para más restricciones estatales que afectarán nuestras operaciones, incluidas las restricciones de viaje”, dijo la liga.

Derek Jeter, presidente de los Miami Marlins, se reunió con su personal y jugadores el domingo y les dijo que su complejo de entrenamiento en Júpiter, Florida, se cerraría de inmediato, alentándolos a que ni siquiera participaran en prácticas informales.

Los Padres de San Diego, cuyo equipo entero votó por unanimidad para quedarse en su complejo en Peoria, Arizona, planeaban irse en masa el domingo después de que les dijeran que no deberían realizar entrenamientos grupales.

Varios jugadores le dijeron a USA Today que planean quedarse en sus campamentos de primavera solo hasta que expire su contrato de arrendamiento en la próxima semana, y luego irán a casa o viajarán a la ciudad natal de su club.

A los jugadores se les permite permanecer bajo el acuerdo de negociación colectiva, solo que no puede haber entrenamientos organizados o incluso grandes grupos trabajando juntos de manera informal.

Los jugadores de ligas menores y los que no forman parte del roster de 40 recibieron instrucciones de regresar a casa lo antes posible. Si los peloteros internacionales o los que viven en áreas de alto riesgo no pueden regresar a casa, los clubes encontrarán alojamiento.

El comisionado Rob Manfred y el jefe sindical Tony Clark se reunieron durante el fin de semana en Phoenix para determinar si se pagará a los jugadores. Continuarán recibiendo toda la cobertura médica hasta al menos el día de apertura. La programación, ya sea que incluso intenten jugar juegos de temporada regular en el final de la programación en octubre, sigue cambiando.

No hay forma de predecir cuándo comenzará la temporada, por lo que tiene poco sentido abordar la programación.

Todo lo que se sabe es que el béisbol se está cerrando hasta nuevo aviso, lo que probablemente requerirá al menos otras dos semanas de entrenamiento de primavera, retrasando la temporada mucho más de lo que MLB tenía previsto.

La salud de sus jugadores sigue siendo la mayor preocupación, y MLB le dice a sus equipos que sus médicos y entrenadores deben comunicarse regularmente con todos los jugadores y miembros del personal.

En 1995, a raíz de la huelga de peloteros, la campaña inició el 25 de abril.

“Cualquier jugador o miembro del personal que experimente los síntomas del coronavirus o la gripe, que incluyen fiebre, fatiga, dolores musculares, tos o falta de aliento, debe notificar de inmediato a su Club”, decía el memorando. “Además, los jugadores deben ser informados de que si dan positivo por el virus o están expuestos a alguien que da positivo, pueden quedar en cuarentena durante un período de tiempo significativo y no se les permitirá viajar durante ese período”.

Los Rangers de Texas han aconsejado a sus jugadores que se vayan a casa desde el campamento en Arizona.

“Claramente, este es un período sin precedentes en la historia de nuestro mundo, ciertamente en la historia de nuestro país’’, dijo el presidente de los Medias Rojas, Sam Kennedy”. Ninguno de nosotros ha vivido algo como esto, y con suerte, si Dios quiere, nunca tendremos vivir otra vez algo como esto’’.

Comenta: