Ante las abrumantes pruebas que están surgiendo a raíz de la investigación iniciada en España en torno a la fortuna del rey emérito Don Juan Carlos, su hijo, el rey Felipe VI, anunció este domingo en un comunicado que renuncia a la herencia que personalmente pueda corresponderle y además le retira la paga que tiene asignada de la corona a su propio padre.

Esta investigación al anterior rey de España creció a causa de un pago irregular de más de cien millones de dólares que Juan Carlos I recibió de manos de Arabia Saudí el pasado 2008.

Según explica la BBC, en la prensa suiza trascendió que allí se realizó la susodicha transacción financiera y están intentando averiguar si ese dinero está relacionado con el pago relacionado con el contrato que la familia real de Arabia Saudí otorgó a un consorcio español para la construcción del AVE (tren de alta velocidad) entre Meca y Medina.

En su comunicado, el rey Felipe VI aseguró que renuncia a: “cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la lealtad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona”.

Momentos difíciles para España, país asolado por el coronavirus. La misma reina Letizia tuvo que ponerse en cuarentena hace aproximadamente una semana y muchos miembros del gobierno han contraído la enfermedad. Ahora, todo el país está encerrado en casa y aislados en cuarentena, por orden del presidente y para tratar de evitar la catástrofe que acontece en Italia.

Comenta: