Sin importar lo que suceda en el mundo, las ventas de teléfonos celulares no se detienen. No obstante, lo que cambia es el ránking de los vendedores, donde Xiaomi sigue irrumpiendo en medio de la dominación de Apple y Samsung.

Precisamente, la empresa surcoreana continúa siendo la que más teléfonos vende en todo el mundo. Según los números de la empresa Counterpoint, Samsung distribuyó 58 millones de equipos durante el segundo trimestre de 2021, con lo cual logró 18 por ciento del total. Asimismo, ese porcentaje disminuyó seis puntos respecto al año anterior en el mismo periodo.

En tanto, Xiaomi sobrepasó por primera vez la cifra de los 50 millones de teléfonos repartidos en un solo trimestre, para un total de 53 millones. Estos números fueron suficientes para dejar a Apple en tercer lugar, en parte gracias a su crecimiento en Europa, América Latina y el sureste asiático; Counterpoint asegura que la demanda por sus teléfonos de gama media es la que más ha aumentado.

Entre otras marcas, Oppo, Vivo y Realme están entre los que más han crecido, principalmente en el mercado de China; por su parte, OnePlus ha tenido un buen alcance en el mercado de Estados Unidos.

Uno de los vendedores que ha desaparecido de estas listas es Huawei, que pasó de estar en posiciones de privilegio hace unos años a quedar definitivamente atrás. Y esto se debe al bloqueo impuesto por Estados Unidos, que le ha impedido a la firma china acceso a los servicios de Google. Sin embargo, estas acciones no han mermado su lanzamiento de teléfonos, como el P50, que llega con HarmonyOS. Pero por ahora, no parece que les sirva para recuperar la posición en la que estaban hace apenas unos años.

En total, las ventas de celulares crecieron respecto al año anterior, pero se frenaron levemente respecto al último trimestre debido al impacto de la falta de chips y a las restricciones contra el COVID-19 impuestas en Europa y Asia.

(Digitaltrends)

Comenta: