La jueza Yenny Muñoz, del Quinto Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo Este, dictó este miércoles la apertura a juicio en contra del cabo de la Policía Nacional y un motociclista, de haberle ocasionado la muerte a la arquitecta Leslie Rosado.

El cabo Janli Disla Batista y el motorista, Rafael Castillo Novas, deberán ahora enfrentarse a un juicio de fondo donde los jueces evaluarán las pruebas y decidirán si existen méritos suficientes para una condena, por el crimen cometido.

El hecho registrado el sábado 2 de octubre del año 2021, ocurrió cuando la joven mujer salía de compartir con su familia del Club Náutico de Boca Chica, con su hija de 15 años.

El hecho ocurrió la noche del pasado sábado 2 de octubre, cuando Rosado y su hija de 15 años de edad transitaban por la avenida Duarte de Andrés hacia Boca Chica a bordo de un vehículo Mercedes Benz, por el parquecito de “Andrés”.

De acuerdo, a la solicitud de coerción del Ministerio Público, la occisa rozó levemente la motocicleta conducida por el cabo, quien estaba acompañado de su esposa, Santa de Jesús Ramírez, y sus dos hijos menores de edad, los cuales resultaron sin lesiones, conforme establecen los diagnósticos médicos.

Luego de lo ocurrido el presunto incidente, dice la Fiscalía, el encartado Disla Batista le realizó varios disparos que obligaron a la fallecida a no detener la marcha del vehículo, tratando de salvar su vida y la de su hija.

Después, detalla el documento, el cabo tomó la motocicleta que conducía el coimputado Castillo Novas y juntos le dieron persecución al vehículo de la arquitecta. Al llegar próximo a la zona de la playa de Boca Chica, Janli Disla le volvió a realizar varios disparos que impactaron el vehículo, uno cerca de la placa y otro que se incrustó en el neumático trasero derecho.

El expediente dice que tratando de escapar, la arquitecta hizo un giro a la izquierda para volver al Club Náutico, lugar de donde ella había salido minutos antes; sin embargo, el tráfico no le permitió avanzar, momento que fue aprovechado por el imputado Janli Disla para acercarse.

Con el arma de reglamento en la mano, el agente golpeó repetidas veces el cristal del lado del conductor, logrando herir a la víctima en la mano izquierda, y realizó dos disparos, uno de los cuales la alcanzó en la cabeza y le provocó la muerte. Indica que en medio de la persecución el imputado le pidió ayuda a miembros de la Armada Dominicana que se desplazaban por el lugar en un camión de esa institución.

El órgano fiscalizador les ha asignado a los hechos de manera provisional la calificación jurídica de homicidio voluntario, asociación de malhechores y complicidad para cometer asesinato.

Se espera que en los próximos días la secretaría de los tribunales vía sorteo apodere un Tribunal Colegiado y fije fecha para conocer la etapa final del proceso.

Comenta: