Una mamá de Washington enferma de coronavirus, fue inducida a un coma por los doctores para poder dar a luz a su bebé. Es el segundo hijo de Angela Primachenko, una terapista de respiración de Vancouver, quien se encontraba en la semana número treinta y tres de embarazo cuando cuando comenzó a sentirse enferma, según reporta la anglosajona People.

El 24 de marzo, dos días después de dar positivo en el test de coronavirus, fue admitida al hospital Legacy Salmon Creek Medical Center, donde fue llevada a cuidados intensivos y conectada a un ventilador.

Al empeorar su situación, los doctores decidieron inducirle a un estado de coma y, pocos días después, dio luz a una bebita que dio negativo de coronavirus.

“¡Me siento como un milagro andante!”, dijo la feliz mamá hoy en el Today Show. “Fue algo absolutamente increíble”. También compartió el nombre de su pequeña, Ava. “Significa soplo de vida, es nuestro pequeño soplo de vida…”.

Poco después de nacer su hija, su salud comenzó a mejorar y la feliz mamá fue desconectada del ventilador el día 6 de abril. Según la empujaron en un silla de ruedas fuera la de unidad de cuidados intensivos, fue ovacionada por el personal sanitario del hospital.

Pese a que tanto la mamá como la bebita van muy bien, Primachenko no podrá tener a su hija entre sus brazos hasta que una segunda prueba vuelva a salir negativa de coronavirus.

Afortunadamente David, su esposo, no cayó nunca enfermo y estuvo pendiente del cuidado de la pequeña. Su esposa puede verles, de momento, a través de facetime y seguramente sueña con tener pronto a su bebé milagro entre sus brazos. ¡Qué maravilla! ¿Verdad?

Comenta: