El gobierno prevé continuar destinando en 2023 millonarios subsidios para contener las probables alzas en los precios de los combustibles y para no tener que retomar los ajustes suspendidos a la tarifa eléctrica.

Para esto ha pautado 90,425 millones de pesos solo para esos dos componentes, que representan el 48.2 % de una serie de gastos considerados prioritarios para el próximo año, en el Proyecto de Ley del Presupuesto General del Estado 2023, depositado la semana pasada en la Cámara de Diputados.

Aunque el ministro de Hacienda, José Manuel (Jochi) Vicente, considera insostenible el precio actual de la tarifa eléctrica, entiende que no es el momento para retomar los ajustes tarifarios contemplados en el Pacto Eléctrico.

En cuanto a los combustibles, indicó que los 20,000 millones pautados para 2023 en subsidios, son una previsión ante el panorama incierto de los mercados internacionales.

“Los subsidios (…) es una parte que nos tiene un poco medio amarrados”, reconoció Vicente durante un encuentro con periodistas que cubren los temas económicos.

Expandir imagen
Infografía

Aunque el gobierno ya venía destinando recursos para subsidiar los combustibles, desde marzo de este 2022 mantiene uno extraordinario para sostener su congelamiento, contener así la inestabilidad del mercado internacional y evitar que se reflejen las alzas en el país.

Entre enero y el 9 de septiembre del presente año, el gobierno destinó 30,948.1 millones de pesos para subsidiar los combustibles, un monto que representa el 70 % de los subsidios otorgados por el Estado hasta ese momento.

Para el ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (que maneja el tema de los combustibles) se aprobó un presupuesto inicial para este 2022, de 6,771.0 millones de pesos. En el presupuesto complementario aprobado recientemente en el Congreso Nacional, a dicha institución se le aumentan las apropiaciones en gastos para el año en curso a 44,414 millones de pesos.

En el proyecto de presupuesto del 2023, para dicho ministerio se consignan  27,416.6 millones de pesos, de los que 20,000 serán para subsidiar los combustibles.

 “Si los precios caen, obviamente que entonces ya no hay necesidad de subsidiar, y ahí esa partida de 20,000 millones, que es la que explica el incremento de Industria y Comercio, no se va a ejecutar”, explicó el ministro de Hacienda. “Si viene un (presupuesto) reformulado en el año que viene y vemos que no lo vamos a ejecutar o no la ejecutamos o la utilizamos para otra cosa”.

Para la presente semana se volvieron a congelar los combustibles a 293.60 pesos el galón de la gasolina premium y a 274.50 de la regular; a 221.60 pesos el del gasoil regular y a 147.60 el del gas licuado de petróleo.

El gobierno sostiene que solo la aplicación del subsidio a los combustiblesevitó que durante enero-agosto de 2022 “unas 258,043 personas cayeran por debajo de la línea de pobreza monetaria”. Y sin el referido subsidio en igual período, “los niveles de inflación se hubieran disparado hasta el 15.97 %, una cifra tres veces superior al 5.70 % registrado”.

“Tenemos que solventar el 2023”, afirmó Vicente. “Y despúes -yo soy de opinión- que ustedes van a ver  en los precios de los combustibles internacionales un desplome, pero no va a ser en 2023”.

La tormentosa tarifa eléctrica

Para el próximo año, el gobierno ha consignado 70,425 millones de pesos para subsidiar al sector eléctrico.

Esta ayuda económica se comenzó a disminuir gradualmente desde noviembre de 2021, con ajustes trimestrales (mayormente al alza) que se veían reflejados en la factura de los clientes de las empresas distribuidoras de electricidad. Pero, tras quejas de la población, se suspendieron hasta que se alivien las presiones inflacionarias.

El ministro de Hacienda señaló que en el presupuesto venidero se estima que las empresas distribuidoras de electricidad compren el kilovatio hora a 17.03 centavos de dólar, pero con la tarifa congelada, el precio medio de venta se estima a 17.09.

“Quiero que a mi me expliquen cómo tú, teniendo un margen de 0.7, cuando debería de ser 7 centavos, cómo no van a tener pérdidas (las distribuidoras)”, observó. “Si las distribuidoras no pueden ajustar la tarifa, las distribuidoras van a perder dinero”.

Entre enero y el 23 de septiembre de 2022, se habían devengado 15,403.9 millones de pesos para transferencias al sector eléctrico, informa la Dirección General de Presupuesto.

¿Ajustarán la tarifa eléctrica?

Al preguntarle al ministro de Hacienda si para 2023 se deberían retomar los ajustes escalonados a la tarifa eléctrica, respondió: “Si yo fuera a ver esto en una probeta, yo te diría que sí, porque esa situación no se aguanta, pero nosotros no estamos viendo eso aisladamente, porque yo tengo, en medio de todo esto, un problema de inflación que yo tampoco puedo presionar demasiado”.

Al insistirle, a modo de confirmación, si para el año que viene se prevé no retomar los ajustes, dijo: “No tengo una bola mágica, pero con 90 dólares el barril, que es la proyección, eso yo no lo veo”.

Comenta: