Tras la variación de la medida de coerción que otorgó la libertad a Rochy RD se dio a conocer que existía un diputado garante que los abogados de la defensa presentaron ante la Fiscalía.

Este diputado garante se trata de Carlos José Gil Rodríguez, de la circunscripción número tres de Santo Domingo Este y miembro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), electo para el periodo 2020-2024.

Gil Rodríguez es un empresario del sector de bancas de loterías. Para 2021, según la declaración jurada del diputado, colgada en la página de la Cámara de Cuentas, Gil poseía bienes e inmuebles por un valor de 28.6 millones de pesos y en cuentas de ahorros en conjunto con su cónyuge tenía 61.3 millones de pesos en cuentas. Además, reportó vehículos con valores ascendentes a 11.4 millones de pesos.

Como diputado preside la Comisión Permanente de Modernización y Reformas y es miembro de la Comisión Permanente de Seguridad Social. Aparece como uno de los diputados firmantes en la propuesta de modificación a la Ley de Seguridad Social 87-01, entregada en marzo de este año.

Además, tiene una fundación que lleva su nombre. En 2019, mientras aspiraba a diputado, apadrinó equipo de baloncesto superior del Club Deportivo y Cultural Ozoria del sector San Bartolo, en Los Frailes.

Las «razones» del diputado garante

En declaraciones a un medio local, el diputado garante explicó las razones por las que decidió asumir dicha figura en el caso de Rochy RD.

«Yo conozco a su papá y a su mamá y somos del mismo barrio. Yo le serví de garante para que él pase su proceso en la calle. Esto no quiere decir que no sea culpable; a Rochy mañana lo pueden condenar».

Agregó además que la medida de coerción no es más que una retención para que el imputado no se sustraiga del proceso, y fue enfático al afirmar que con Rochy no existe peligro de fuga.

Recordemos que, tras permanecer tres meses en prisión preventiva, un tribunal le concedió la libertad provisional al exponente urbano Rochy RD, acusado de abuso sexual en contra de una adolescente.n contra de una adolescente.

Al conocerle la revisión de la medida de coerción, el Cuarto Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo le varió la prisión y le impuso una garantía económica de dos millones de pesos y presentación periódica, que deberá cumplir mientras se le conozca su proceso judicial.

Junto al diputado garante, también los artistas Sergio Vargas y Yiyo Sarante fungieron en la misma figura ante la Fiscalía.

(CDN)

Comenta: