La movilidad eléctrica toma un papel cada vez más protagónico a nivel mundial, muestra de ello son las marcas que han anunciado modelos eléctricos o que se han volcado totalmente a una alternativa de cero emisiones. Conscientes de ello, el fabricante de autos BYD y la compañía de transporte con conductor Uber anunciaron una alianza para la creación del primer vehículo eléctrico pensado para el transporte compartido.

En los próximos 24 meses, la compañía de viajes Uber dispondrá de una flota de hasta mil vehículos eléctricos que se podrán rentar a los conductores, lo novedoso de la propuesta radica en su implementación, pues el primer país que verá el nuevo sistema de movilidad será Chile, empezando por su capital.

El vehículo D1 será silencioso, cero emisiones y podrá transportar hasta cuatro pasajeros, además de contar con una autonomía de 418 kilómetros con una sola carga, la cual se puede completar al 100% en aproximadamente 2 horas.

A nivel de avances tecnológicos, el automóvil contará con un sistema de conducción asistida nivel 2, es decir, contará con frenado automático de emergencia, advertencia de cambio de pista o carril, sensores en caso de una posible colisión y un sistema predictivo de ángulo que permite determinar hacia dónde se dirigirá el vehículo en retroceso, además de una iluminación ajustable de manera automática.

En materia de seguridad y por estar pensado para el viaje compartido, el D1 tendrá cuatro airbags y un sistema de análisis de video y voz gracias a un sistema de conectividad impulsado por la inteligencia artificial.

“Estamos muy contentos de poder unirnos a BYD en esta alianza que representa un paso más para cumplir con nuestro compromiso global de tener un 100% de los viajes en la plataforma sin emisiones en 2040. Queremos ser aliados de las ciudades contra el cambio climático, generando una movilidad sostenible, que sea compartida, eléctrica y multimodal” informó Alberto Vignau, Gerente General de Uber en Chile.

Esta no es la única apuesta de BYD por la movilidad eléctrica en Latinoamérica, en Colombia, la compañía posee el 90% de la flota de taxis eléctricos en Medellín y más de 40 taxis eléctricos en Bogotá, además, el modelo D1 también será lanzado en el país aunque estará enfocado en taxis eléctricos en la ciudad de la eterna primavera por parte de EPM (Empresas Públicas de Medellín) y la administración municipal.

Según explica Juan Felipe Velásquez, Gerente Comercial de BYD Colombia, la movilidad eléctrica también es una oportunidad de inversión, pues gracias a leyes como el decreto 846 del 30 de diciembre de 2019 de la alcaldía mayor de Bogotá, y leyes como la 1964 del 11 de julio de 2019, dichos vehículos están exentos de cualquier restricción de movilidad como pico y placa, día sin carro, restricciones de circulación por temas ambientales, etc.

Además de los beneficios en materia de movilidad, en Colombia los autos eléctricos cuentan con una disminución en costos como revisiones técnico-mecánicas, impuestos vehiculares, parqueaderos preferenciales, entre otros.

El proyecto Waymo hace parte del conglomerado Alphabet, cuya filial principal es Google, la iniciativa nació en 2009 con la idea de implementar y fabricar vehículos totalmente autónomos, y más de una década después está a punto de empezar a materializarse, pues la compañía se acaba de asociar con el fabricante de automóviles Geely para llevar a las calles la primera flota de taxis eléctricos y totalmente autónomos.

Los autos se empezarán a diseñar en Suecia pues es en ese país que el fabricante chino posee las instalaciones de Volvo, marca de la que es dueño y es que la idea es adaptar el icónico Zeekr (automóvil eléctrico de Volvo) de cinco puertas equipándolo con el hardware y el software para que este se pueda conducir solo.

A través de un comunicado, Waymo anunció que planea implementar estos vehículos inicialmente en Estados Unidos en algún momento de “los próximos años”.

Los primeros diseños de esta alianza muestran un vehículo diseñado exclusivamente para conducirse solo, por lo que no cuenta con volante, palanca, ni pedales. Tiene un escalón de baja altura para ingresar al automóvil y un diseño abierto sin ningún tipo de separación entre los asientos, además de puertas corredizas y asientos reclinables.

El concepto solo contará con una pantalla como añadido, aunque no se sabe si presentará algún tipo de entretenimiento o solo será para que los pasajeros vean el progreso de su viaje.

(infobae)

Comenta: