¡De película! Un grupo de haitianos peligrosamente armados asaltó y penetró ayer en una cárcel femenina de ese país y soltó a decenas de reclusas que guardaban prisión allí.

Las internas fueron liberadas de la Prisión Civil de Mujeres de Cabaret, ubicada en la comunidad de Cabaret, en el distrito Arcahaje, al oeste de Haití.

El asalto a la prisión habría dejado al menos un agente penitenciario muerto. Se habla de otros que resultaron heridos.

El penal está a cargo de la Dirección de la Administración Penitenciaria del Ministerio de la Justicia y Seguridad Pública. Es uno de los más extensos del país.

Según versiones, el comando de haitianos asaltó y atacó con armas automáticas a la comisaría y después procedió a soltar a las reclusas.

La defensores de los derechos humanos y representante de la Fundación Je Klere, Marie Yolene Gilles, informó del asalto y la fuga de las presidiarias. No precisó cuántas escaparon.

Hasta el momento, las autoridades haitianas no se han referido al hecho. El año pasado hubo un hecho similar, cuando cientos de reclusos lograron escapar de la cárcel masculina de Cabaret. Entre los fugados se contó Arnel Joseph, un peligroso pandillero que luego fue abatido a tiros en un enfrentamiento con la Policía.

Entonces resultaron muertos unas 25 personas, incluyendo al jefe del penal y transeúntes que iban por los alrededores.

 

Comenta: