Un hispano identificado como Calvin Bautista, cuya nacionalidad no fue dada a conocer por las autoridades, fue apresado en la frontera Canadá-NY cuando intentó pasar tres serpientes pitones birmanas entre sus piernas, descubierto cuando era chequeado.

Bautista, de 36 años y residente en Queens, venía recientemente en un autobús desde Canadá cuando fue apresado, procesado y liberado en espera de juicio, según un comunicado de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Norte de NY.

Las pitones birmanas no son venenosas, pero es un reptil peligroso, informaron las autoridades.

Ha habido un esfuerzo continuo para eliminarlas en Florida, donde la especie invasora causa estragos en los Everglades, según los biólogos.

En julio pasado los expertos anunciaron la captura de una de estas especies con 18 pies de largo y 215 libras, la más grande jamás registrada en ese estado de Florida.

En agosto una persona entregó un cocodrilo a la policía porque ya no podía “cuidarlo” en su hogar de Long Island.

Los neoyorquinos han enfrentado las peligrosas consecuencias de tratar a los grandes felinos y otros animales salvajes exóticos como mascotas: un tigre de 425 libras y un caimán fueron sacados de un apartamento en Harlem en años atrás.

Denuncias en el Highbridge Gardens (NYCHA) y un supuesto negocio de monos en el 25-74 de la calle 42, un edificio de cinco unidades en Astoria-Queens.

Las quejas por animales exóticos ilegales ya aumentaron 77% este año. Queens encabezó la lista con 89 quejas de animales; Brooklyn con 77; El Bronx (69) y Staten Island (57).

Comenta: