El apoyo universal, principalmente de los Estados Unidos que viene solicitando la República Dominicana junto a otros países para ir en auxilio del vecino Haití, hasta el momento no ha recibido una respuesta contundente de la comunidad internacional.

El pueblo haitiano hoy día está sumergido en una gran crisis por la escasez de combustibles que han provocado las pandillas y que amenaza con colapsar todos los servicios básicos. El acceso a las terminales petroleras se encuentra bajo control de grupos armados, que impiden el suministro de combustibles, lo que mantiene prácticamente paralizada la vecina nación.

La situación ha dado paso a una migración masiva de haitianos que preocupa a los presidentes de República Dominicana, Luis Abinader; de Costa Rica, Carlos Alvarado Quezada, y Laurentino Cortizo Cohen, de Panamá, quienes firmaron una declaración conjunta con propuestas dirigidas a mitigar el éxodo.

Juan González, politólogo y experto en Derecho Internacional, consideró que las potencias occidentales tienen décadas prometiendo fortalecer las instituciones, la economía y, en sentido general, la calidad de vida de los haitianos; “pero esto no ha ocurrido. Por lo que se evidencia que no han tenido ni tienen la voluntad para ayudar Haití en la solución de sus problemas”.

“Si la comunidad internacional no traza un plan concreto para ayudar a combatir las pandillas en Haití, estas pudieran en un futuro dedicarse a la piratería en el mar Caribe como ocurre con las bandas somalíes en el Cuerno de África”, alertó.

González aseguró que el gobierno interino de Ariel Henry va a la deriva, por la incapacidad de enfrentar las pandillas y la crisis económica que afecta la nación. Las pandillas controlan Puerto Príncipe e importantes rutas, afectando la circulación de bienes y servicios, en especial, los combustibles.

Ayer la Red de Encuentro Dominicano-Haitiano Jacques Viau (REDH-JV) saludó el encuentro sostenido por Abinader con sus homólogos de Panamá y Costa Rica, con miras a buscar soluciones “concretas y sostenibles” a la crisis haitiana.

En ese sentido, señaló que la propuesta de cuatro ejes de trabajo presentada por los mandatarios deben estar apegadas a la protección de los derechos humanos, partiendo de la extrema necesidad de que sea otorgada una moratoria temporal a las deportaciones en toda la región.

Edwin Paraison, excónsul de Haití en la República Dominicana, ha sido enfático en señalar que favorece un plan de asistencia para su nación, siempre y cuando sea liderado por autoridades haitianas.

En ese sentido, ha planteado que las autoridades norteamericanas tengan una participación más activa para controlar la salida de armas y municiones desde Estados Unidos hacia territorio haitiano.

“En esta ocasión son tres presidentes y el pueblo haitiano entero que le piden a los Estados Unidos su implicación más activa para controlar la salida de las armas y municiones desde su territorio, que alimentan las pandillas y mantienen ese estado de violencia en Haití”, manifestó Paraison, recientemente.

Las propuestas de dignatarios

En la reunión que sostuvieron el pasado 20 de octubre, los mandatarios de Panamá, Costa Rica y República Dominicana propusieron acciones urgentes para lograr el desarme, la creación de empleos y la recuperación de las cuencas hidrográficas de Haití. Se basaron en los siguientes ejes:

a) Desarme y pacificación de la población y el fortalecimiento de la seguridad, como preámbulo para la celebración de elecciones libres y transparentes, en pro del bienestar de su pueblo.

b) Un plan integral para el desarrollo y construcción de infraestructura pública que genere empleo masivo y mejore la calidad de vida de la población haitiana.

c) Financiamiento de un programa comunitario para recuperar las cuencas, reforestar y restaurar los ecosistemas, entre otros. Este programa también contribuirá a la creación de empleos.

d) Presentación de un plan de desarrollo integral sostenible para Haití con el apoyo de organismos internacionales, tales como la Cepal y el PNUD.

Los embajadores en Washington de las naciones participantes llevarán sus recomendaciones y propuestas ante el Congreso norteamericano, el Departamento de Estado y todas las instancias que se requieran en pro de convidar al apoyo activo a Haití. Celebrarán un próximo reencuentro el 10 de diciembre de 2021, en República Dominicana.

Secuestros en Haití

El Centro de Investigación y Análisis de Derechos Humanos (CARDH) informó que durante la primera quincena del mes de octubre del presente año 2021, al menos 119 secuestros se han registrado, incluido el caso de 17 extranjeros (16 estadounidenses y un canadiense).

Los datos dados a conocer por el organismo indican que desde el primero de enero al 16 de octubre suman 782 los casos de secuestros. En el 2020 fueron 796.

Ante el secuestro de los ciudadanos norteamericanos, el asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, anunció que Washington desplegó un “número significativo” de medios y especialistas para la liberación de los 17 misioneros estadounidenses y canadienses secuestrados.

“Personalmente, cada día pongo al día al presidente (Joe Biden) sobre este asunto, él tiene un gran interés en asegurarse de que todas y cada una de esas personas vuelvan a casa sanas y salvas”, refirió Sullivan, conforme a un cable informativo de Europa Press.

Comenta: