Apple ha decidido incluir un notch en la pantalla de los nuevos MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas. La compañía justifica esta muesca con unos marcos un 60% más delgados respecto al modelo del año pasado, así como una una cámara FaceTime de mayor resolución. Apple también utiliza el notch del nuevo MacBook Pro como un factor diferencial respecto a otros modelos de la gama Mac o, incluso frente a otros portátiles de la competencia. Las imágenes promocionales, vídeos o ilustraciones presumen de la muesca con todo lujo de detalles, aportando, además, una mayor experiencia de visualización.

En la realidad, y en el caso de los Mac el notch es solo un elemento más para poder alojar una webcam en un equipo con biseles delgados. Pero, ¿interfiere esta muesca a la hora de ver contenido o utilizar aplicaciones?

En los MaBook Pro de 2021, el notch coincide con la barra de menús de la zona superior. Apple la ha redimensionado y ahora es ligeramente más ancha para absorber el grosor de la muesca. Este cambio no solo permite ofrecer una sensación de pantalla más delgada, sino que evita que el notch interrumpa a la hora de ver contenido o trabajar con aplicaciones y programas que no estén a pantalla completa, dado a que la barra superior actúa como límite para las apps. Por lo tanto, el usuario verá un orificio sobresalir de la pantalla de su MacBook Pro, pero este no influirá en el contenido.

El notch del MacBook Pro y las apps a pantalla completa

MacBook Pro 2021 con app a pantalla completa.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando una app se ejecuta a pantalla completa? Por defecto, macOS crea un bisel artificial que oculta la muesca y deja ver todo el contenido de la aplicación. Sucede lo mismo con los vídeos. Cuando macOS detecte que un clip se está reproduciendo en el modo de pantalla extendida, creará ese falso bisel para evitar que el notch tape el contenido. El nuevo MacBook Pro cuenta con pantalla con tecnología Mini-LED que ofrece unos negros más puros, por lo que el notch apenas será visible.

Apple, además, permite a los desarrolladores compatibilizar sus apps y programas con el nuevo notch de los nuevos MacBook Pro. La compañía pone a disposición de los creadores nuevas APIs con herramientas para que las apps muestren contenido en la zona derecha e izquierda de la muesca. De este modo, cuando estén en pantalla completa aprovecharán mejor los marcos de los nuevos MacBook Pro. Todo ello sin que el notch afecte a la visualización del contenido.

En este último caso, son los desarrolladores quienes tienen que decidir si adaptar o no su app al nuevo notch. Si no lo hacen, Apple simplemente aplicará el «modo de compatibilidad» de macOS, que integra el bisel artificial. Es cuestión de tiempo que algunas de las compañías más grandes con programas que se ejecutan en macOS, como PixelMator, PhotoShop, Illustrator o, incluso, aplicaciones de Apple, adapten su diseño al nuevo notch.

(hipertextual)

Comenta: