Los habitantes del Gran Santo Domingo arrancaron la jornada de este lunes 17 de febrero, día después de la suspensión de las elecciones municipales con su normal empuje laboral, a pesar de que varios colegios, escuelas públicas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) decidieron no impartir docencia.

En el trayecto de los que viven hacia el oeste del Distrito Nacional, Santo Domingo Oeste, Los Alcarrizos y la zona residencial de la avenida Colombia, se encontraron los habituales tapones de la autopista Duarte, hasta superar el puente seco sobre la avenida Luperón.

Por igual, quienes viajan en el Metro de Santo Domingo, los que viajaban en la Línea 2 del Metro, no encontraron asientos cuando lo abordaron en sentido desde la estación del Kilómetro 9 de la Duarte hacia el centro de la ciudad.

Sin embargo, la Línea 1 del Metro se resintió en cantidad de pasajeros porque no se contó con la común presencia de estudiantes, pero como siempre los vagones están atestados. Por lo menos, la gente podía sacar el celular y leer el periódico, algo prácticamente imposible en una ruta habitual.

Sí hubo caos causado por la ausencia de vehículos del transporte público en la avenida 27 de Febrero. Los que llegan a la avenida Duarte, para abordar otro vehículo, donde tuvieron que hacer filas de hasta 20 y 30 minutos.

Comenta: