Britney Spears tenía una cita virtual con la Corte de Los Ángeles para discutir el cuidado que tiene su padre sobre ella, y sus finanzas, desde hace 12 años.

Sin embargo, este miércoles 22 de julio la ‘Princesa del pop’ no pudo asistir, aparentemente por problemas de conexión, o por lo menos es la teoría que manejan sus fans, que una vez más volvieron tendencia en Twitter el #FreeBritney.

De acuerdo con The Blast, en la audiencia sí estuvieron sus papás, James y Lynne Spears, pero Britney nunca logró unirse a la conversación, en la que su mamá buscaba ser incluida en esa vigilancia a su hija, que por ahora sigue solo en manos del hombre de la familia.

Desde 2008, un año después de que Britney Spears se rapara la cabeza y mostrara un errático comportamiento, que posteriormente terminó en su ingreso a un centro de rehabilitación, James Spears mantiene control sobre gran parte de su vida, por el estado de salud mental de la cantante.

Para varios seguidores de la cantante, el padre de la intérprete la tiene ‘presa’ en su propia casa y fue quien la internó nuevamente, y por 30 días, el año pasado, aunque la misma artista negó que así fuera.

Por ahora, se desconoce cuándo tendrá Britney una nueva oportunidad para buscar la liberación de su padre, aunque el panorama podría ser positivo si su madre logra involucrarse, según lo que le dijo una fuente anónima a Entertainment Tonight.

“Britney confía en Lynne y le pidió que fuera parte de su vigilancia. Ella realmente cree que su madre quiere ayudarla a tener más autonomía sobre su dinero”, se lee en el medio.

(El Farandi)

Comenta: