Las bebidas que consumes pueden afectar tu cerebro. Mientras algunas bebidas pueden aumentar la capacidad de concentración y favorecer la memoria, otras pueden hacer que el cerebro envejezca rápidamente.

Alcohol
Consumir solo una cerveza o copa de vino al día puede envejecer tu cerebro dos años. Beber cuatro unidades de alcohol al día se asoció con el efecto de envejecimiento del cerebro por 10 años, según revela un estudio recién publicado en la revista Nature.

Otro estudio publicado en 2017 realizado por investigadores de la Universidad de Oxford y el University College London también reveló que los bebedores de consumo moderado de alcohol experimentaban tasas más altas de deterioro cognitivo y reducción del cerebro que sus homólogos abstemios.

Bebidas azucaradas
Los refrescos y otras bebidas azucaradas aceleran tu envejecimiento. Beber diariamente 8 onzas de refresco provoca 1.9 años adicionales de envejecimiento en tus células, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California, San Francisco publicado en el American Journal of Public Health.

La Universidad de Boston comparte que la investigación sugiere que el exceso de azúcar, especialmente la fructosa en las bebidas azucaradas, puede dañar el cerebro. Las personas que beben bebidas azucaradas con frecuencia tienen más probabilidades de tener una memoria más pobre, un hipocampo y un volumen cerebral general más pequeños.

No beber suficiente agua puede afectar tu cerebro
Según el Journal of the American College of Nutrition, incluso un 2% de deshidratación afecta nuestra función cerebral. Entre los síntomas de la deshidratación se incluyen confusión o pérdida de memoria a corto plazo, falta de concentración y atención, irritabilidad y dolores de cabeza.

Consumo excesivo de café
El café, una de las fuentes más conocidas de cafeína, es una bebida saludable cuando se consume con moderación y sin azúcar. Sin embargo, consumir demasiado café se ha asociado con volúmenes cerebrales totales más pequeños y un mayor riesgo de demencia, como lo muestra un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Australia del Sur.

El estudio evaluó los efectos del café en el cerebro y encontró que quienes bebían más de seis tazas de café al día tenían un 53 por ciento más de riesgo de demencia.

El consumo moderado de cafeína es de hasta 400 mg, aproximadamente 4 tazas de café de 8 onzas. Cada taza tiene en promedio 96 mg de cafeína.

Comenta: