Tras un mes y medio de la circulación del COVID-19 en el país, el Gobierno dijo este miércoles que todavía están en el proceso de recolección de datos para poder proyectar con exactitud la curva del virus en el territorio nacional.

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo que realizan análisis matemáticos de predictibilidad de las pruebas rápidas y que para la última de mayo y las primeras semanas de junio se estaría viendo la movilidad del virus en el país.

Asimismo, el Gobierno aseveró que en el proceso de validación de las pruebas rápidas se debe de tener el control de los falsos negativos, por lo que se torna lento debido al shock económico que está viviendo el mundo que afecta las líneas de suministros y de logísticas.

Las autoridades manifestaron que la nueva plataforma de inteligencia C5i es el instrumento que articula de una forma lógica la recepción de las pruebas rápidas para crear un modelo de validez y mediante esta podrán certificar el comportamiento del virus de ocho a 10 días.

Explicaron que la implementación del C51 ayudará a proyectar para cuando se podría tener la curva de contagio de la enfermedad.

Comenta: