La Asociación de Editores y Distribuidores de Libros de la República Dominicana (Asedilird),  considera que el Ministerio de Educación no ha actuado con responsabilidad, pues ha debido salir a aclarar las denuncias que hace la Editora Actualidad Escolar de presuntas irregularidades en el proceso de licitación de los libros de texto digitales de secundaria, que serán utilizados en el próximo año escolar.

“Claro que el Ministerio de Educación debió salir a explicar su proceso de licitación y decir cómo se desarrollaron las cosas, pero nosotros no podemos trazarle pautas al ministerio, nosotros tenemos que defendernos nosotros mismos y la parte que tiene que ver con nosotros es que ustedes puedan entender que hay una empresa interesada en una mayor cantidad de dinero y por eso quiere hacer ver que hay un proceso con problemas”, expresó Avelino Stanley, miembro de Asedilird.

Stanley,  Juan Colón y Cosme Peña rechazaron la acusación de colusión que le hace la editora extranjera a las cinco dominicanas que fueron adjudicadas con un lote cada una y los conminó a que presenten las pruebas de la denuncia.

Advirtieron que acudirán ante los tribunales para que respondan por la difamación y a la injuria de que han sido objeto y “por intentar desacreditar un proceso transparente, abierto y público, desacreditando a empresas dominicanas que por años se han dedicado a la producción, edición e impresión de libros para ponerla al servicio de la sociedad dominicana”.

La entidad que agrupa a los editores de libros dominicanos calificó de difamatoria la denuncia interpuesta ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) de que el Estado perdería más de 800 millones de pesos en el proceso de licitación realizado por Minerd y aseguran que sería lo contrario. También afirman que la licitación de los libros de texto de secundaria tuvo una inversión de 1,887 millones de pesos y no de 2,500 millones de pesos, como se denunció.

“La empresa venezolana Actualidad Escolar 2000 ofertó 422 millones de pesos por los libros digitales, por un año, mientras que las cinco empresas dominicanas ganadoras de la licitación ofertaron 1,019,000 de pesos, por los lotes 1,2,3,4 y 7, por los cuatro años de vigencia acorde a la Ordenanza 26-2017, dejando bien claras y definidas las ofertas presentadas ante los miembros de la Comisión de Compras y Contrataciones del Minerd”, manifestaron.

De acuerdo a Stanley, durante el proceso de licitación en la apertura del sobre B, la editora Actualidad Escolar 2000 habría dejado claro, y así estaría filmado o grabado en el acto de apertura, que su oferta era solo por un año.

“Actualidad Escolar 2000 fue adjudicada con un lote, tal como le establecía el pliego de condiciones y firmó el contrato el pasado 27 de junio, y el afán de querer más lotes, en detrimento de las empresas dominicanas, decidió difamar e intentar confundir a la opinión pública con mentiras y medias verdades”, agregaron.

Aclararon que, en ningún texto jurídico, ni en el pliego de condiciones del Minerd establece que varias empresas no puedan utilizar la misma compañía aseguradora para garantizar el cumplimiento del contrato firmado.

Con relación a la denuncia hecha a los medios de comunicación por la editora Actualidad Escolar 2000, de que las cinco empresas tienen las mismas direcciones, dijeron que deben demostrarlo en los tribunales, donde ellos debieron canalizar su reclamación.

Comenta: