El empresario Ángel Rondón, acusado en el caso de los sobornos de Odebrecht, informó que su hijo más pequeño se encuentra ingresado en cuidados intensivos en un centro de salud y que ese fue el motivo por el que solicitó el aplazamiento de la audiencia de este lunes.

A través de su cuenta de Twitter, el imputado pidió una cadena de oración, pues independientemente de “todas las cosas, es un ser humano”.

“Me presenté a la audiencia el día de hoy como siempre lo he hecho desde que inició este proceso, y tuve que pedirle al tribunal nos permitiera salir de la misma porque mi hijo más pequeño ha sido ingresado y está en cuidados intensivos”, indicó el empresario.

“Soy ser humano por encima de todas las cosas. Les pido por favor sus oraciones” dice el imputado en dos tuits.

El abogado José Miguel Minier, coordinador de la defensa de Rondón, solicitó el aplazamiento para el próximo jueves. El Ministerio Público no se opuso y la audiencia fue pospuesta por el tribunal.

Ángel Rondón había iniciado la semana pasada con su discurso de cierre. Sus abogados dijeron que el Ministerio Público no demostró su acusación y que no hay forma de que su defendido sea condenado.

DL

Comenta: