El presidente electo Luis Abinader proclamó que se propone «administrar una crisis a partir del 16 de agosto” y que las prioridades del nuevo gobierno serán atender la crisis sanitaria por el Covid-19, recuperar la economía y mantener la estabilidad macroeconómica, lograr una justicia independiente e implementar reformas institucionales para adecentar la administración pública.

El político y economista emitió estos criterios durante una entrevista concedida al periódico El Dìa, la primera que condede tras ser electo presidente de la República.  Señaló que no le sorprende su triunfo en los comicios del pasado 5 de julio pues ya las encuestas anticiparon que su elección era una realidad.

Dijo que tras se confirmada su victoria inmediatamente lo que decidió fue empezar a trabajar para enfrentar la pandemia y la situación económica. «No nos dio tiempo para pensar mucho o analizar, mucho menos a celebrar, porque sabíamos la situación que nos esperaba. En la toma de posesión no vamos a tener celebraciones ni el tradicional desfile militar del 16 de agosto. Nos limitaremos a un almuerzo formal con los invitados internacionales», expresó.

Agregó que desde el mismo 6 de julio ha estado trabajando en conformar el gobierno y en atender los problemas fundamentales de salud.

Reveló que ya ha sido elaborado un plan estratégico de salud que comenzará a ser aplicado el 16 de agosto, a la par con un  programa de relanzamiento económico y sostenibilidad macroeconómica , fundamentado en un  presupuesto complementario que será enviado al Congreso , el cual ya está listo.

Próximo año escolar

Señaló que ha sido elaborado también un  plan para el inicio del año escolar, el cual será dado a conocer en los próximos días. «A los padres les preocupa mucho que sus hijos tengan que asistir a clases de manera presencial, pero no podemos permitir que un sector de la población de mayores recursos tenga acceso a la tecnología para la educación de manera virtual o semi presencial y que los niños pobres no puedan tener las mismas condiciones», enfatizó.

Indicó que las nuevas autoridades trabajan con las compañías telefónicas Claro y Altice «para ver cómo podemos, de manera urgente, aumentar la conectividad en los lugares donde no la tenemos y comprar tables para las escuelas así como notebooks o laptops para los estudiantes de secundaria y profesores».

(Almomento)

Comenta: